MINI comienza una fase de su historia moderna con las nuevas generaciones de sus modelos y una primicia, el Aceman, un SUV urbano exclusivamente eléctrico, 'culpable' de la desaparición del Clubman. Y el primer vehículo de la nueva MINI que hemos podido probar es el Countryman.

La tercera generación del todocamino británico es más grande que nunca. En concreto, alcanza los 4,44 metros de longitud y, de hecho, puede ejercer perfectamente como vehículo principal de una familia. Quién podría decir lo mismo de un MINI hace unos años, ¿verdad?

Este vehículo se ha 'mudado' a la planta de BMW en Leipzig, donde comparte producción con los X1 y X2. Todos ellos surgen de la plataforma FAAR con versiones de tracción delantera y total. Por eso, resulta fácil comprender el tacto tan parecido que ofrece el Countryman con el propio X1 (el X2 todavía no lo he conducido).  

El MINI Countryman, en cinco puntos clave:

Galería: MINI Countryman S ALL4 (2023)

Diseño

Lo primero que choca al ver al natural el Countryman 2024 es lo mucho que ha crecido. Hablábamos antes de la longitud, pero también la anchura y la altura resultan generosas, con 1,84 y 1,66 metros, respectivamente. Ahora ya sí se encuadra en el corazón del segmento C.

Es más, se acerca ligeramente al mundo de los todoterrenos al presentar un formato menos redondeado que nunca y un frontal elevado, así como una pequeña superficie acristalada. No sólo gustará en Europa... 

Citar a MINI es hablar de la personalización, que llega hasta el punto de que incluso las firmas luminosas de los faros y los pilotos son diferentes en función del acabado escogido: Essential, Classic, Favoured y John Cooper Works (también es una línea de equipamiento). Se han renunciado a los cromados para incrementar la sostenibilidad y las llantas pueden medir hasta 20 pulgadas.

MINI Countryman S ALL4 (2023)
MINI Countryman SE ALL4 2024
MINI John Cooper Works Countryman 2024

Interior

MINI explica que es en la cabina donde se ha producido el mayor avance respecto a su antecesor. Se ha elegido una configuración minimalista, en homenaje al MINI clásico, al desaparecer la instrumentación. En su lugar se encuentra un Head-up Display algo desfasado, pues proyecta la información básica sobre una pantalla de cristal y no directamente al parabrisas.

Para 'colocar' la información a la altura deseada y verla perfectamente, toca pasar por la pantalla central en formato redondo, con tecnología OLED y 9,4 pulgadas. Este monitor 'absorbe' muchas funciones, como ya suele ser habitual, pero no tardas mucho tiempo en localizar los comandos de uso más habituales.

MINI John Cooper Works Countryman 2024
MINI Countryman SE ALL4 2024
MINI Countryman SE ALL4 2024

Eso sí, para adentrarte en los submenús, mejor hacerlo en parado o pedir la ayuda del asistente, un curioso bulldog, a través de comandos de voz. Debajo de la pantalla hay unos pocos mandos físicos para arrancar el coche, desconectar algunas ayudas electrónicas o activar las 'experiencias' de conducción.

Sí, ya no son los programas habituales, sino opciones como Core, Trail, Personal, Go-Kart... en las que claramente ha entrado el mundo del marketing. Por ejemplo, el Go-Kart equivaldría al modo Sport y es el único que permite ver un cuentarrevoluciones y en el que el tacto del acelerador parece volverse algo más sensible. En cualquier caso, salvo en el Countryman JCW de 300 CV, no hay suspensión adaptativa que varíe la configuración del coche.

En general, todos los materiales (reciclados y reciclables) de la cabina ofrecen un tacto duro, aunque con una gran calidad percibida. Tal y como sucede en BMW y MINI, el volante presenta un aro muy grueso y, como curiosidad, un tercer radio realizado en tela. Excepto el JCW, no puede llevar levas de cambio. Cabe recordar que la transmisión de serie es una automática de doble embrague con siete velocidades.

MINI John Cooper Works Countryman 2024
MINI John Cooper Works Countryman 2024

La cabina resulta algo estrecha si la comparamos con la cota exterior de anchura. A cambio, el espacio posterior para las piernas es muy bueno y también para la cabeza. Es más, los asientos traseros se pueden regular longitudinalmente y también la inclinación del respaldo es variable. Como contrapartida, el cinturón de seguridad de la plaza central se encuentra en el techo y no junto al asiento, y las puertas traseras no tienen un gran tamaño.

Por su parte, hablar de un maletero con 450 litros en un MINI puede sorprender, ¿verdad? No supone una cifra destacada en el segmento C, pero debería dar de sobra para la mayoría de las necesidades familiares. En los Cooper C y S no hay un doble fondo por la integración de la batería del sistema de hibridación ligera, pero sí está disponible en el JCW puro de gasolina, aunque el piso de carga no se puede variar en altura. 

Por último, el nuevo sistema multimedia MINI Operating System 9 se presenta como el más avanzado no sólo de MINI, sino también de BMW. Un componente que cada vez valoran más los clientes, sobre todo los más jóvenes. 

MINI Countryman SE ALL4 2024
MINI Countryman SE ALL4 2024

Mecánica

La gama de motores del MINI Countryman 2024 consta de tres opciones de gasolina con 170 (Cooper C), 218 (Cooper S ALL4) y 300 CV (John Cooper Works), más la variante diésel Cooper D, con 163 CV. Excepto el JCW, todos incorporan la etiqueta Eco por ser híbridos ligeros. También hay opciones eléctricas, E y SE ALL4, con 204 y 313 CV. 

En esta primera prueba, condujimos exclusivamente la variante de 170 CV, el conocido bloque tricilíndrico con turboalimentación de la casa, de 1,5 litros y 156 CV, más una unidad eléctrica de 19 CV. Como ya hemos comprobado otras veces, por rendimiento general, no se echa en falta el cuarto cilindro.

Es cierto que, en frío y al ralentí, vibra un poco y además el sonido no emociona, como es normal, pero por lo demás, es perfectamente aprovechable para todo tipo de usos, incluidos viajes. De hecho, marca un interesante 0 a 100 en 8,3 segundos y en nuestro recorrido interurbano firmó 6,5 litros cada 100 km. 

En marcha

MINI siempre ha buscado la diversión y la emoción al volante, y el Countryman 2024 no supone una excepción. Es más, que tenga un tacto muy parecido al del BMW X1 habla muy bien del coche en el apartado dinámico. 

El SUV se adentra con efectividad en las curvas, fruto de una dirección bastante directa (de primeras, hay que acostumbrarse a ella) y gracias también a una carrocería que presenta pocas oscilaciones. Lástima que el tacto del pedal del freno resulte algo esponjoso, con un inicio de recorrido en el que no se aprecia la actuación de las pastillas sobre los discos. 

También echamos de menos las levas y no hay disponible un manejo secuencial a través de un selector, sino sólo el modo L que gestiona la transmisión con algo más de deportividad (tampoco mucho más). Igualmente es una pena no poder variar la configuración del SUV con una suspensión pilotada.  

Galería: MINI John Cooper Works Countryman 2024

El MINI Countryman 2024 ofrece el nivel 2 de conducción semiautónoma y, cuando tengamos el coche más días, analizaremos más en profundidad el sonido aerodinámico, pues parece que el ruido del aire golpeando contra los retrovisores se adentra al interior algo más de lo que nos gustaría. 

Equipamiento y precio

Las tarifas del Countryman comienzan en 39.600 euros con el Cooper C, que son 40.800 en el Cooper D y 45.600 en el Cooper S ALL4. ¿Quieres el JCW 'pata negra'? Toca desembolsar 59.600 euros.  

MINI Countryman C Essential

Motor Gasolina, 3 cilindros en línea, turboalimentado, 1.499 cm³, 156 CV + 1 eléctrico (19 CV)
Potencia 170 CV combinados
Par máximo 280 Nm combinados
Caja de cambios Automática de doble embrague, 7 velocidades
0-100 km/h 8,3 s
Velocidad máxima 212 km/h
Consumo 6,1 l/100 km
Tracción Delantera
Longitud 4,44 m
Anchura 1,84 m
Altura 1,66 m
Peso en vacío 1.545 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 450 l
Precio base 39.600 euros