Después de la llegada de dos nuevos modelos de BYD en 2023, el DOLPHIN y el SEAL, el año 2024 empieza fuerte para el fabricante chino que incorpora un nuevo coche eléctrico a su gama, el sexto, y espera que no sea el último para este nuevo año.

BYD, el flamante patrocinador de la UEFA EURO 2024 de fútbol, nos ha invitado a probar en Lisboa el nuevo BYD SEAL U, con el que buscará, por qué no, plantarle cara al todopoderoso Tesla Model Y.

Disponible en dos acabados, Confort y Design, la unidad de pruebas montaba el segundo de ellos y más completo, unido a un motor de 214 CV y a una capacidad de batería de 87 kWh, que otorga hasta 500 kilómetros de autonomía. ¿Quieres conocer más del nuevo SUV chino?

Galería: Prueba BYD SEAL U

El diseño del BYD SEAL U

Empezando por el exterior, vemos una línea continuista respecto a su 'hermano' pequeño (por tamaño, que no por potencia), el SEAL. Obviamente, es más alto (1,67 metros) y su carrocería SUV se adecua mejor a los gustos actuales en el mercado europeo (y aún más en España).

Prueba BYD SEAL U

En la parte delantera destacan las ópticas de LED con forma de U tumbada, muy parecidas a las del SEAL. También llama la atención la elevación central en el capó que en conjunto hace parecer a la mirada de un tiburón (según BYD), siguiendo la línea de diseño 'Ocean Aesthetic' con alusiones al mundo marino.

Pasando al lateral encontramos una línea muy marcada por todo el vehículo, por encima de los tiradores de las puertas, y unas llantas de aleación de 19 pulgadas con los radios acabados en cromado y los bordes en negro. En la parte trasera, los pilotos quedan unidos por una tira LED, una solución ya habitual en otros diseños actuales.

Prueba BYD SEAL U

Pasando al interior, lo que más destaca nada más abrir la puerta es la calidad de los acabados. Se ve un coche bien terminado, sin crujidos y con materiales blandos por todos lados, algo muy de agradecer.

Sentados en los asientos tipo baquet, algo duros bajo mi punto de vista, tenemos una instrumentación digital de 12,3 pulgadas, que sigue el diseño de los otros modelos de la marca. Mucha información y poco clara.

Le acompaña, el Head-up Display, con grandes números para ver la velocidad a la que circulas. Si movemos la cabeza a la derecha, tenemos una gran pantalla con rotación eléctrica de 15,6 pulgadas.

Prueba BYD SEAL U

Detrás, llama la atención el gran espacio que hay en estas plazas. Dos adultos pueden viajar muy cómodos e incluso no es un mal coche para tres ocupantes posteriores.

De hecho, el que vaya en la plaza central, disfrutará de un mayor confort, ya que no hay un túnel de transmisión en esta segunda fila. Además, el techo panorámico da aún más sensación de espacio en estas plazas.

Una vez abres el maletero, sí que es verdad que parece algo pequeño para un coche de 4,78 metros, con 552 litros, ampliables a 1.440 si abatimos la segunda línea de asientos.

Prueba BYD SEAL U
Prueba BYD SEAL U

BYD SEAL U: mecánicas

En el aspecto técnico, el BYD SEAL U cuenta con un motor eléctrico en posición delantera de 214 CV para todos los acabados. Como mencionábamos antes, la unidad de pruebas montaba el nivel tope de gama, Design, y una batería de 87 kWh, que permite recorrer hasta 500 kilómetros según el ciclo WLTP.

En el acabado inferior, la batería es de 71,8 kWh y la autonomía se queda en 420 km. Debido al mayor peso de la batería, el SEAL U con el acabado Design tarda algo más en hacer el 0 a 100, 9,6 segundos, tres décimas de segundo más lento que con el Confort.

Prueba BYD SEAL U

El coche esta montado sobre la misma plataforma del SEAL, la e-Platform 3.0, una arquitectura innovadora que cuenta, por ejemplo, con las Blade Batery (LFP), con tecnología Cell to Pack, que permite aprovechar mejor el espacio destinado para las baterías, además de ser más seguras que las tradicionales de litioferrofosfato.

También incluye bomba de calor que funciona entre los -30 y los 60 ºC, esencial en los vehículos eléctricos que muchas veces ven mermada su autonomía debido a la temperatura exterior.

Pasando al consumo del SUV, oficialmente gasta 20,5 kWh cada 100 km, un dato que no dista mucho del recogido durante la prueba circulando en modo Normal (los otros programas son Sport, ECO y Tierra) por autopista y carreteras secundarias.

La potencia de carga es de 11 kW en corriente alterna y con cargador trifásico, y de 140 kW (115 kW en el acabado Design) en continua. Si hablamos de los tiempos de carga, a 11kW, tarda 9 horas y 20 minutos mientras que a 140 kW lo hace en solamente 28 minutos.

Prueba BYD SEAL U

No queríamos terminar el apartado de la mecánica sin mencionar que durante la presentación se rumoreaba que el primer híbrido enchufable de la marca podría llegar sobre este BYD SEAL U. La marca se ha mantenido al margen de esta pregunta, pero no llegó a desmentir esta posibilidad.

Bajo nuestro punto de vista sería un acierto, ya que en España tendría un buen recibimiento por la estética SUV, y por contar con un sistema que sirve de transición hacia la era eléctrica. 

El BYD SEAL U, en marcha

Una vez salimos a la carretera, el BYD SEAL U es un coche realmente fácil de conducir, sin demasiadas pretensiones deportivas y que es perfecto para una familia que busca un coche grande, con espacio y con el que moverse durante el día a día y viajar. La potencia del coche es suficiente, 214 CV, para moverte con agilidad por carreteras.

La dirección es suave y está sobreasistida, que casa con la suspensión, algo blanda, lo que provoca balanceos en curvas o en carreteras en peor estado. Eso sí, si elegimos el modo Sport, esto cambia, con una dirección un poco más dura, al igual que la suspensión y el toque del freno, que necesita una mayor pisada del pie para actuar.

Prueba BYD SEAL U

Otro aspecto del que hablar es su peso. Con más de dos toneladas, al coche le cuesta algo más reducir la velocidad en cuestas abajo. El vehículo cuenta con dos tipos de regeneración, la básica y la Sport. Para cambiar de modo hay una palanca al lado del selector de marchas para hacerlo, nada de levas.

Para acabar, cabe mencionar que a la hora de aparcar, cuenta con cámaras 360 grados y una vista en tercera persona que parece casi de videojuego, por lo que estacionar en un espacio justo será más fácil gracias a esta solución.

El equipamiento y precio del nuevo BYD SEAL U

Respecto al equipamiento, ambos acabados cuentan de serie con pintura metalizada, dos cargadores por inducción, techo solar, llantas de aleación de 19 pulgadas en acabado bicolor o climatizador bizona.

En el Design, es exclusivo el sensor de lluvia, iluminación reactiva con la música cambiando de color, sistema de sonido Infiniti con 10 altavoces o el Head-up Display anteriormente mencionado.

Prueba BYD SEAL U

Pasamos al quid de la cuestión. ¿Cuánto cuesta el nuevo BYD SEAL U? La unidad de pruebas sale desde los 45.790 euros. Si optas por el acabado Confort, el precio baja hasta los 42.290 euros. Eso sí, estos costes no incluyen el transporte ni la matriculación.

Respecto a los descuentos, se les puede aplicar el Plan MOVES III al igual que la aportación de la marca que es de 1.210 euros para el acabado Confort. Sumados a los 7.000 euros del MOVES III, el BYD SEAL U (con acabado Confort) saldría desde los 34.080 euros.

Prueba BYD SEAL U

Si quieres comprar este nuevo coche, todavía no está en el mercado español. El lanzamiento está previsto para el segundo trimestre de 2024 y hablando con la marca nos han especificado que esperan que los pedidos se puedan encargar desde el próximo mes de abril.

BYD SEAL U Design

Motor Eléctrico, delantero
Potencia 214 CV
Par máximo 330 Nm
Caja de cambios Transmisión directa
0-100 km/h 9,6 s
Velocidad máxima 175 km/h
Consumo 20,5 kWh
Tracción Delantera
Longitud 4,79 m
Anchura 1,89 m
Altura 1,67 m
Peso en vacío 2.147 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 570 l
Precio base 45.790 euros