La firma británica incorpora una versión híbrida enchufable a su gama de vehículos SUV.

A finales del verano pasado, Jaguar presentaba el nuevo diseño del F-PACE que, fiel a su filosofía, no suponía un cambio radical con respecto a su predecesor, al menos, en lo que al aspecto de la carrocería se refería. Pese a todo, el exterior del coche nos deja algunos detalles renovados, como los nuevos faros LED delanteros, que dibujan dos 'jotas' a cada lado, o la nueva iluminación trasera, con un aspecto mucho más agresivo.

Los grandes cambios se dejaban ver mucho más en el interior del vehículo y, sobre todo, en la nueva variante híbrida enchufable, que le da una autonomía de 53 kilómetros en modo eléctrico y le permite circular por la ciudad sin ningún tipo de restricciones.

El habitáculo sí que nos hace olvidar la anterior versión del F-PACE, con un aspecto más limpio, gracias a la columna central que presenta una nueva pantalla de 14,1 pulgadas y cierta curvatura fundida con los mandos centrales, que sirven tanto para la climatización como para activar las diferentes funciones del vehículo.

Galería: Jaguar F-PACE 2021

Un nuevo selector del cambio sustituye el dial característico de las versiones anteriores de Jaguar. Personalmente, el sistema de dial me gustaba, pero la palanca seguramente es más intuitiva a la hora de utilizarla en marcha, sobre todo, a la hora de cambiar del modo 'Drive' al 'Sport'.

El volante de tres radios está inspirado en el diseño que ya vimos en el I-PACE. Es cómodo y elegante y deja ver perfectamente el cuadro de mandos digital de 10,0 pulgadas. En cuanto al espacio, las dimensiones no varían respecto a su predecesor, aunque el rediseño de la tapicería y de los asientos eleva una comodidad que, ya de por sí, tenía un gran nivel.

Prueba Jaguar F-Pace P400e 2021

Nada más arrancar el coche y empezar a rodar, se puede percibir una de las novedades más llamativas del F-PACE, en cuanto al confort en marcha se refiere: el sistema de cancelación activa del ruido, que se hace aun más evidente cuando nos metemos en la autovía y el coche circula a mayor velocidad.

El F-PACE cuenta con muchas combinaciones diferentes de conducción a las que en esta versión PHEV hay que sumarle los tres modos que incorpora de propulsión eléctrica. Eso sí, por defecto, el coche circula en modo híbrido, con el motor eléctrico proporcionado ese extra de potencia que ayuda a conducir de una manera más eficiente. El sistema híbrido enchufable ofrece una potencia combinada de 404 CV.

Prueba Jaguar F-Pace P400e 2021

La conducción en carretera y autovía es suave, cómoda y eficiente. El sistema de cancelación de ruido ayuda a mantener esa sensación de bienestar dentro del coche y la caja de cambios automática de ocho velocidades, unida a la tracción total, hacen que apenas se note cada cambio de marcha y que el agarre en las curvas sea muy elevado. El tacto del volante y de la palanca de cambios es muy suave y se nota el empeño de Jaguar de dotar a estos elementos de carácter y lujo, combinados con agilidad.

Porque para los que prefieren una conducción un poco más deportiva o les gusta seleccionar manualmente los cambios, como por ejemplo en una carretera de montaña, el F-PACE incorpora la posibilidad de utilizar unas levas de aleación de zinc en la parte trasera del volante. Su manejo es sencillo, ya que están situadas en una posición cómoda y permiten subir y bajar velocidades con precisión si elegimos este tipo de conducción más dinámica.

Prueba Jaguar F-Pace P400e 2021

Una de las cosas que obviamente son más atractivas en cualquier PHEV es poder realizar trayectos en entornos urbanos con propulsión totalmente eléctrica. El F-PACE tiene una autonomía de 53 kilómetros 'ecológicos', que son suficientes para la mayoría de los trayectos diarios.

El tiempo para cargar el 80% de la batería va desde las cinco horas y media, con un cargador de hasta 2,3 kW, una hora y media si utilizamos un cargador de hasta 7 kW, hasta los apenas treinta minutos, si utilizamos un cargador rápido de 32 kW (con corriente continua).

Una funcionalidad muy útil es el modo 'Save' en la que el coche desconecta totalmente el modo eléctrico para guardar la autonomía restante por si queremos usarla, por ejemplo, al final del trayecto llegando a un tramo urbano.

Los precios del F-PACE PHEV 404 PS van desde los 73.000 euros de la versión en acabado Standard, hasta los 89.800, de la versión más alta con acabado R-Dyn HSE.

Deportividad a tope con el SVR

El nuevo F-PACE también nos ofrece la versión más deportiva y exclusiva, el F-PACE SVR, con un motor V8 actualizado, que si bien entrega la misma potencia que su predecesor, 550 CV, ha incrementado el par, algo que se nota bastante en el paso por las curvas más lentas.

En la parte electrónica destaca el modo 'Dynamic' que, sobre todo, notaremos cuando en la palanca de cambios esté seleccionada la opción 'Sport'.

La combinación de ambas opciones nos ofrece una conducción deportiva y divertida en un coche que no renuncia al lujo característico de Jaguar, con su cuidado interior en piel Semi-Aniline y asientos deportivos en el mismo material. El precio de salida es de 121.100 euros.

Galería: Jaguar F-Pace SVR 2021

E-PACE: el pequeño de la casa, también híbrido enchufable

Jaguar ha introducido también en el mercado una versión PHEV de su SUV más pequeño, el E-PACE, que llega con un diseño también reformado y que, al igual que en su hermano mayor, los cambios se dejan ver mucho más en el interior del coche que en la parte exterior.

Su sistema híbrido enchufable, con motor de gasolina Ingenium de tres cilindros, obtiene una autonomía de 55 kilómetros en modo eléctrico y una potencia combinada de 309 CV, con tracción total y transmisión automática de ocho velocidades.

Galería: Prueba Jaguar E-Pace P300e 2021

El interior incluye el sistema de infoentretenimiento Pivi Pro con una pantalla curvada de 11,4 pulgadas en el centro del salpicadero, menús simplificados y una conectividad mejorada. El habitáculo del conductor incorpora un volante herencia del I-PACE y la posibilidad de montar un espejo retrovisor con la tecnología ClearSight, que incorpora una cámara gran angular y una pantalla de alta definición.

Los precios para el E-PACE híbrido enchufable van desde los 58.000 euros, si se opta por el acabado R-Dynamic S, hasta los 65.000, que cuesta el modelo más alto de la gama, la versión R-Dynamic HSE.

Galería: Jaguar E-PACE 2021

Jaguar F-PACE P400e AWD Auto PHEV R-Dynamic S 2021

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.997 cm³
Motor Eléctrico, 143 CV (105 kW)
Potencia 404 CV
Par máximo 640 Nm
Caja de cambios Automática, 8 velocidades
Batería 17,1 kWh
Autonomía eléctrica 53 km
0-100 km/h 5,3 s
Velocidad máxima 240 km/h
Consumo 2,2 l/100 km
Tracción Integral AWD
Longitud 4,75 m
Anchura 1,93 m
Altura 1,66 m
Peso en vacío 2.114 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 354 litros
Precio base 79.400 euros