Prueba Jaguar E-PACE 2019: con motor diésel e imagen deportiva

Lo que hasta hace poco era una ilusión, ahora ya es lo más cotidiano del mundo. Sí, estamos hablando de conducir un Jaguar todocamino. Algo que, hoy en día, es posible hacer en tres formatos: grande, en el F-PACE, eléctrico, gracias al I-PACE, y compacto, en el caso del Jaguar E-PACE 2019.

Un modelo que ponemos a prueba, en un escenario como el circuito del Jarama, por dos motivos bastante claros: se siente mucho más cómodo en el asfalto que en el campo y luce el paquete deportivo que se ofrece para la gama, conocido como R-Dynamic. 

Prueba Jaguar E-PACE 2019 D180 AWD R-Dynamic SE

Jaguar E-PACE 2019 R-Dynamic: compacto y con imagen dinámica

Con unas dimensiones de 4,40 metros de largo, 1,98 de ancho y 1,65 de alto, combina el completo acabado SE y el paquete deportivo R-Dynamic. Lo que se traduce en un coche atractivo y proporcionado, bastante bien equipado y con un diseño bastante llamativo.

Eso sí, con la combinación mecánica que luce esta unidad, el precio aumenta hasta los 56.500 euros. Pero de eso ya hablaremos más tarde...

Por ese precio, nuestro protagonista, que se llama exactamente Jaguar E-PACE D180 AWD Auto SE R-Dynamic, incorpora un esquema mecánico bastante interesante.

En él, trabajando en conjunto, encontramos un propulsor turbodiésel de cuatro cilindros, con 2,0 litros y 180 CV, una transmisión automática con convertidor de par, de nueve velocidades, y un e...