Dependiendo de la versión escogida y de las condiciones de uso, la autonomía puede alcanzar los 455 kilómetros.

Actualmente, el KIA Niro 2019 disfruta de un privilegio del que ningún otro crossover puede presumir, ya que su gama integra tres versiones electrificadas: híbrida convencional (HEV), híbrida enchufable (PHEV) y 100% eléctrica (EV).

Hoy nos centraremos en el último de ellos, conocido comercialmente como KIA e-Niro 2019. Un modelo, que al igual que sucede con el Hyundai KONA EV, disfruta de dos versiones, con distintas cifras de potencia, capacidad de batería y autonomía.

Pero antes de comenzar con la prueba, déjame que te comente un dato clave: hasta 2025, KIA tiene planeado lanzar 16 coches electrificados. Una denominación en la que se incluyen modelos con red eléctrica de 48 V, híbridos, híbridos enchufables, eléctricos y de pila de combustible de hidrógeno. 

SUV y electricidad, acierto seguro

En el KIA e-Niro 2019 convergen dos de las tendencias que más están creciendo últimamente en el mercado europeo: la de los todocaminos y la de los vehículos electrificados.

Una combinación que para las grandes urbes, con importantes restricciones de circulación, es realmente ventajosa. A fin de cuentas, gracias a la etiqueta 0 de la DGT, siempre puede circular y aparcar por ciudades como Madrid. Unas ventajas que también tendrá el nuevo e-Soul, cuando llegue a los concesionarios en los próximos meses.

Kia e-Soul
KIA e-Niro 2019

Volviendo al KIA e-Niro 2019, como mencionábamos al comienzo, esta disponible con dos variantes, que se adaptan a distintos tipos de necesidades:

  • Estándar: 289 kilómetros de autonomía / batería de 39,2 kWh / 136 CV de potencia (100 kW)
  • Long Range: 455 kilómetros de autonomía / batería de 64 kWh / 204 CV de potencia (150 kW)

Lógicamente, esta versión difiere frente al resto de la gama, en algunos puntos importantes. Para empezar, en el plano estético, cuenta con faros con tecnología de tipo LED, parrilla frontal cerrada (en la que se encuentra el punto de recarga), distintas molduras azules a los largo de toda la carrocería, llantas de aleación de 17 pulgadas y luces de conducción diurna de diseño exclusivo. Además, existen siete colores para la carrocería: uno sólido, por 150 euros, y seis metalizados, por 450.

Otro aspecto que varían son las medidas. Con 4,38 metros de longitud, 1,81 de anchura y 1,56 de altura, es 20 milímetros más largo y 25 más alto que un Niro 'convencional'.

También mejora el coeficiente aerodinámico (Cx), de 0,297 a 0,286, al tiempo que la plataforma recibe algunas modificaciones, por el mayor peso que aporta la batería de iones de litio. Una fuente de alimentación que se ubica bajo el piso del coche, entre los dos ejes, y que cuenta con siete años de garantía.

Además de aumentar la rigidez estructural, otras modificaciones que se han llevado a cabo, para contrarrestar el mayor peso del conjunto, ha sido ajustar la puesta a punto de la suspensión y de la dirección e introducir el sistema de vectorización de par.

KIA e-Niro 2019

Durante la prueba, he podido conducir la versión Long Range, con 204 CV de potencia, 395 Nm de par máximo y la mencionada autonomía de 455 kilómetros en ciclo WLTP. Además, como se trata de un eléctrico puro, prescinde de la transmisión automática de doble embrague DCT que equipan el híbrido y el plug-in.

Eso sí, se mantienen las levas tras el volante. ¿Con qué utilidad? Básicamente, modificar la retención del vehículo, en cuatro etapas: mayor con la leva izquierda y menor con la derecha. Del mismo modo, se puede frenar el coche manteniendo pulsada la izquierda, reduciendo la conducción al pedal del acelerador. 

KIA e-Niro 2019

Tal vez, ese sea el aspecto un poco más especial de este coche eléctrico; en el resto de apartados, su conducción es similar a la de cualquier otro turismo. Y eso, sin duda, es algo positivo. Porque hasta no hace tanto, los coches eléctricos eran poco menos que 'naves espaciales'... poco útiles en el día a día.

La ruta comienza por el centro de la ciudad, por donde hay que circular con cuidado, dado que los peatones aún no están acostumbrados a estos coches silenciosos. En este escenario, el e-Niro se mueve con agilidad y goza de una buena respuesta. Probablemente, el único aspecto que mejoraría sería la postura de conducción, ya que el asiento del conductor queda demasiado alto. 

Dicho esto, presume de un carácter práctico sobresaliente: las plazas traseras son bastante amplias y el maletero alcanza los 451 litros, que es una capacidad mayor que la de las otras dos versiones de la gama. Además, puestos a estacionar, no paga parquímetros en Madrid...

KIA e-Niro 2019
KIA e-Niro 2019

Unas prestaciones notables

Al salir de la ciudad, lo primero que llama la atención es cómo gana velocidad; sobre todo, la aceleración tan grande y lineal que garantiza. En este sentido, cubre la maniobra de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos y anuncia una velocidad máxima de 167 km/h.

Obviamente, dependiendo de cómo se gestione ese potencial, la autonomía será mayor o menor. Aunque también influyen otros aspectos, como el modo seleccionado del control dinámico de la conducción (Eco, Eco+, Normal y Sport) o llevar la climatización más fuerte o más moderada. Como curiosidad, diremos que el climatizador incluye un modo que actúa solo sobre el área del conductor, para no gastar más energía de la necesaria.  

¿Y el tiempo de recarga? pues depende mucho de la toma escogida. Si se lleva a cabo con 100 kW, puede obtenerse un 80% en 42 minutos; si se opta por cargar a 7,2 kW, el tiempo asciende a 5 horas y 50 minutos. 

Disponible con tres acabados, Concept, Drive y Emotion, la gama cuenta con un precio de partida de 35.485 euros y una tarifa máxima de 42.985. Cifras que se pueden reducir hasta los 31.150 y 39.355 euros, si se aplican los descuentos de la marca (sin contar con ayudas gubernamentales).