Aunque, por potencia, su hábitat predilecto es la ciudad, si hablamos de comodidad y protección, este scooter también se mueve bien fuera de ella.

Para los que habitualmente nos movemos todo el día en coche, pruebas como la que hoy te presentamos nos abren un poco los ojos. ¿El motivo? Basta convivir una semana, en el día a día, con una moto como la KYMCO Grand Dink 125 ABS 2018, para darse cuenta de que, en ciertas ocasiones, la vida puede ser mucho más cómoda... y rápida. 

¿El motivo? Con un scooter, la preocupación por la ausencia de aparcamiento y los protocolos de contaminación de las ciudades desaparecen de un plumazo, al tiempo que permite moverse con gran agilidad por las calles. Además, para conducirla, basta con tener el carné de coche B1 (con tres años de experiencia), por lo que ha estado muy solicitada entre los miembros de la redacción de Motor1.com España...

Otras noticias sobre KYMCO:

Prueba KYMCO Grand Dink 125 ABS
Prueba KYMCO Grand Dink 125 ABS

Motor de 125 cm3 y 12,9 CV de potencia

Tras su última puesta al día, este scooter GT ha introducido algunos cambios, empezando por un motor de 125 cmevolucionado, acorde a la normativa Euro 4. Echando un vistazo a la ficha técnica, descubrimos que entrega 12,9 CV a 8.750 rpm, así como 11,3 Nm de par máximo a 6.750 vueltas.

Con estos datos, el KYMCO Grand Dink 125 2018 es capaz de declarar un consumo medio oficial de 3,2 litros, que se combina con un depósito de combustible de 13 litros de capacidad.

¿Y las prestaciones? Aunque en el cuadro de mandos llegue a verse una cifra algo superior a los 110 km/h, oficialmente, este modelo debe conformarse con una cifra que supera por poco los 100 km/h. Un dato inferior al que conseguía con el motor Euro 3, que también era más potente. 

 

KYMCO Grand Dink 125 2018: práctico y seguro

En términos de seguridad, el elemento más destacable es el equipo de frenos, con sistema ABS, firmado por Bosch, que cuenta con un disco de 260 milímetros, delante, y otro de 240 milímetros, detrás. Otros elementos a destacar son el potente equipo de iluminación, con luces de conducción diurna de tipo LED, o los pilotos, que también emplean esa misma tecnología.

Respecto a la suspensión, la horquilla delantera cuenta con 110 milímetros de recorrido, mientras que, detrás, el doble amortiguador hidráulico ofrece precarga ajustable en cinco posiciones.

En términos de uso diario, resulta muy práctico el cofre ubicado bajo el asiento, con capacidad para dos cascos integrales, así como la guantera, que cuenta con un puerto USB. También, el hecho de que el asiento no quede demasiado elevado, algo positivo para usuarios de distintas estaturas, o que tengas la grata sensación de quedar 'anclado' en el puesto de mandos. 

Respecto a la instrumentación, cuenta con los clásicos relojes analógicos, para velocidad y revoluciones, y un display digital, en el que consultar los diferentes datos del ordenador de a bordo. 

Prueba KYMCO Grand Dink 125 ABS
Prueba KYMCO Grand Dink 125 ABS
Prueba KYMCO Grand Dink 125 ABS

Cumple en todos los escenarios

En condiciones normales de uso, el scooter surcoreano muestra un acertado equilibrio. En ciudad, no resulta tan ágil como otro modelos menos voluminosos, pero se mueve con facilidad en el tráfico urbano, con grandes dosis de comodidad. Además, la sensación es que la primera aceleración, desde parado, se lleva a cabo con bastante solvencia. Porque, aunque las prestaciones hayan caído un poco, el nuevo desarrollo del cambio se ocupa de que no lo parezca. Al menos, no tanto como realmente es. 

Fuera de la ciudad, no ofrece la misma protección aerodinámica que algunos de los modelos que habitan en el segmento de los maxiscooters, pero se puede transitar por vías interurbanas sin problema, ya que alcanza con facilidad los 90-100 km/h. Eso sí, no busques más allá... ¿Y el pasajero? No va tan cómodo como el piloto, pero tampoco puede tener queja.

Prueba KYMCO Grand Dink 125 ABS

Disponible en colores Titanio, Negro y Blanco, llegados a este punto, toca hablar del precio del KYMCO Grand Dink 125 ABS 2018. El montante final a desembolsar alcanza los 3.699 euros, por lo que se convierte en el segundo scooter más caro de la marca, en este rango de cilindrada, solo por detrás del Super Dink 125 ABS (que cuesta 4.299 euros). Una cifra en la que no está incluida la matriculación, pero sí el seguro a terceros durante un año, para mayores de 21 años. 

¿Una buena compra? Si tienes carné de coche, indudablemente sí. En cambio, si ya disfrutas de los permisos A2 o A, seguramente, te interese optar por la variante de 300 cm3, que solo supone un incremento de 300 euros. 

Otras pruebas de motos:

KYMCO Grand Dink 125 ABS

Motor Gasolina, monocilíndrico, 125 cm3
Potencia 12,9 CV a 8.750 rpm / 11,3 a 6.750 rpm
Caja de cambios Automática con variador continuo
0-100 km/h N.D.
Velocidad máxima 105 km/h (aprox)
Consumo 3,2 l/100 km
Peso en vacío 183 kg
Precio base 3.699 euros

Galería: Prueba KYMCO Grand Dink 125 ABS