Si un Porsche 911 Turbo S te parece lento y un GT3 no es suficiente, tal vez, deberías probar con un 911 GT2 RS.

¿Existe alguien que se haya bajado de un Porsche 911 Turbo S pensando que es un coche lento? ¿O que crea que el Porsche 911 GT3 podría ser mejor? Para satisfacer a ese tipo de conductores, Porsche ha presentado el nuevo GT2 RS 2018, una intrigante mezcla de ambos automóviles... pero capaz de superarlos en todo.

Los predecesores del actual Porsche 911 GT2 RS 2018 tienen una reputación impecable, cuando lo lógico sería que fueran el 'coche de las viudas', debido a sus niveles abrumadores de potencia y a un comportamiento exigente al límite. En palabras de Andreas Preuninger, jefe de la división GT de Porsche, el GT2 atrae a un tipo de cliente que demanda el máximo rendimiento mecánico y el mejor dinamismo, por lo que es deliberadamente llamativo, tanto visualmente como a nivel sonoro. 

Preuninger también admite que este superdeportivo es una respuesta del departamento GT de Porsche, para aquellos que aseguran que las creaciones especiales de la marca alemana han perdido el enfoque de 'velocidad absoluta', en favor de modelos para puristas, como los 911 RGT3, con caja de cambios manual. 

Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba
Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba
Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba
Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba

La mezcla de identidades del Porsche 911 GT2 RS 2018 da lugar a un coche con una personalidad propia de un superhéroe de Marvel.

Para contrarrestrar esos argumentos, la compañía alemana ha sacado el cronómetro en el Nordschleife. El resultado ha sido una vuelta de 6'47''30, suficiente para superar a todos los coches de producción del mercado, e incluso, mejorar las predicciones de la compañía por un margen considerable. 

Para conseguir ese registro, el equipo GT ha puesto toda la carne en el asador... y un poco más. Su motor es una versión mejorada de la mecánica biturbo de gasolina, de 3,8 litros y seis cilindros bóxer, que impulsa al Porsche 911 Turbo S. Por otro lado, el chasis, la aerodinámica y las técnicas para ahorrar peso, son más propias del GT3. En cualquier caso, esta paternidad mixta del Porsche 911 GT2 RS 2018 da lugar a un vehículo que podría catalogarse como un híbrido monstruoso. Entendiéndose esta afirmación en un sentido más cercano al de un superhéroe de Marvel que al de un Toyota Prius.

Desde luego, puedes estar de acuerdo o no con esta afirmación, pero el aspecto de 'matón' caricaturesco de este Porsche no es precisamente tímido. Sin embargo, esa imagen es fruto de la necesidad, puesto que todos los elementos de su carrocería son perfectamente funcionales: las inmensas tomas de aire son necesarias para refrigerar, los alerones sirven para pegar el coche al suelo y, todo, con un objetivo común: crear velocidad... en grandes cantidades. 

El alerón trasero fijo, regulable en inclinación de forma manual, es capaz de generar hasta 450 kilos de apoyo aerodinámico, aunque si pretendes alcanzar los 340 km/h de velocidad máxima, deberás colocarlo en una posición más conservadora, en la que tan solo genera 340 kilos.

Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba
Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba
Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba
Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba

No hay disponible un control dinámico de la conducción, porque con 700 CV está preparado para salir catapultado en cualquier momento.

Por otro lado, si ese enorme alerón trasero tiene escrita la palabra Porsche en la parte superior y hay dos líneas en el capó y en el techo, lo que estás viendo es un Porsche 911 GT2 RS 2018 equipado con el paquete Weissach... algo que incrementa en un 10% la factura. Además, de aligerar tu cuenta bancaria (este coche tiene un precio de 326.934 euros), también consigue rebajar el peso del GT2 RS en 30 kilos. Aunque siendo sinceros... ¿te imaginas lo vergonzoso que sería admitir que te has comprado un GT2 RS sin este paquete? Decir que tu coche tiene un peso en vacío de 1.430 kilos supondría el hazmerreír en las jornadas de circuito. 

Desde luego, podrías argumentar que, con 700 CV y 750 Nm de par máximo, no resulta imprescindible aligerar el coche en 30 kilos. Y no te faltaría razón. Porsche homologa cifras idénticas de aceleración para ambas versiones: 2,8 segundos. Por otro lado, es capaz de impulsarse de 0 a 200 km/h en 8,3 segundos, una cifra que lo convierte en el Porsche 911 más rápido que puedes comprar. 

Sin embargo, existen otras razones por las que adquirirlo. Las llantas de magnesio tienen un aspecto estupendo y, además, ayudan a reducir la masa no suspendida. Puesto que el 911 cuenta con una suspensión idéntica a la del 911 Cup, con una configuración óptima para Nürburgring, eso es una gran noticia. El paquete Weissach también incorpora elementos de la suspensión en fibra de carbono, que se unen a un capó y a un techo de este material, en el que también están fabricadas las levas del cambio. Por supuesto, tampoco falta una jaula antivuelco fabricada en titanio. 

Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba
Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba
Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba
Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba

El motor rebosa fuerza y, entre 2.000 y 5.000 rpm, entrega la potencia con tal brutalidad que es capaz de pegarte la piel a la cara.

En cuanto al interior, está fabricado en Alcantara de colores rojo y negro, como si del ataúd de Drácula se tratase. Pero una vez más, Porsche ha incluido esta combinación de serie por una razón: el 80% de los clientes del antiguo Porsche 997 GT2 RS configuraron su coche de esta manera, aunque si lo deseas, puedes elegir otros colores para el habitáculo. 

Y si estás marcando la casilla de opciones, no deberías olvidar el paquete Sport Chrono, que añade funcionalidades adicionales para todos aquellos que deseen medir sus tiempos por vuelta en circuito con la aplicación Track Precision APP, de Porsche. A diferencia de otros modelos de la compañía alemana, no hay un mando giratorio en el volante para elegir distintos modos de funcionamiento en el control dinámico de la conducción porque, con 700 CV bajo el pie derecho, está preparado para salir catapultado en cualquier momento. 

Su poder resulta abrumador 

Que el Porsche 911 GT2 RS sea un coche descomunalmente rápido no es una sorpresa, la verdad. El motor rebosa fuerza y, entre 2000 y 5000 rpm, entrega la potencia con tal brutalidad que es capaz de estirarte la piel de la cara. Para conseguir esta respuesta, se utilizan dos intercoolers refrigerados por agua, un escape de titanio, así como unos cuantos componentes internos del motor actualizados. 

Apenas hay retraso en la respuesta del turbocompresor y la contundencia es tremenda en cuanto pisas el acelerador. Sin embargo, llegados a este punto, conviene resaltar que el propulsor atmosférico de 4,0 litros del GT3, es capaz de estirar 2.000 rpm más allá, a cambio de ofrecer una menor contundencia. 

El Porsche 911 GT2 RS 2018 incorpora la transmisión automática de doble embrague PDK, de siete velocidades. Esta caja de cambios permite ofrecer las máximas prestaciones, así que se ha incorporado de serie: las transiciones entre marchas son instantáneas y las levas del volante siempre obedecen sin rechistar... salvo que tus órdenes sean estúpidas. Por supuesto, hay otro problema: resistir la tentación de utilizar el sistema de control de arrancada Launch Control, cada vez que pares en un semáforo.

Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba
Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba
Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba
Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba

Lo mejor del 911 GT2 RS no son sus prestaciones, sino sus habilidades a la hora de controlarlas.

Es un motor muy sonoro, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de una mecánica biturbo de Porsche, aunque carece de los agudos del GT3. Por otro lado, sus graves tampoco resultan tan conmovedores, pero en el velocímetro puedes ver cifras prohibitivas mientras los escuchas, independientemente de la marcha en que circules.

Por prestaciones, el Porsche 911 GT2 RS 2018 está al mismo nivel de los Ferrari 488 GTB, o Lamborghini Huracan Performante, pero un McLaren 720S resulta todavía más contundente en la gama media del cuentavueltas.  

Sin embargo, este 911 es una propuesta diferente: más hardcore, tanto en apariencia, planteamiento y ajustes del chasis. Dado que está puesto a punto con el circuito de Nürburgring en mente, resulta tremendamente firme y, a la vez, es capaz de lidiar con los asfaltos más rotos... algo que queda patente desde el primer momento. 

La amortiguación ofrece una sensación de control total, pese a tener que lidiar con una disposición mecánica complicada, fruto de tener el motor sobre el eje trasero. Los neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 ofrecen una gran adherencia y es fácil encontrar el punto en el que van a comenzar a perder agarre, al acelerar a la salida de una curva. Pero, tal vez, lo más cautivador de todo es la dirección, a la altura de los mejores Porsche de la actualidad. 

Tiene el grado de asistencia perfecto, informa sobre lo que sucede bajo las ruedas y presenta una precisión infalible. Con la ayuda de una dirección en las ruedas traseras, el eje delantero delantero del Porsche 911 GT2 RS 2018 parece capaz de entrar en cualquier giro, independientemente de la velocidad.

Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba
Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba
Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba
Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba

Y si combinamos esa brillante dirección con las habilidades que exhibe el chasis, no serán las prestaciones lo que más te impresione de este superdeportivo, sino sus habilidades a la hora de controlarlas. En este aspecto, puede decirse que esta generación ha cambiado para mejor. 

En cualquier caso, si estás pensando en adquirir un Porsche 911 GT2 RS 2018, es absolutamente inconcebible que todavía no lo hayas comprado todavía. Condúcelo y disfrútalo, no lo aparques en un garaje para que su valor se duplique, porque es un coche excepcional, que combina precisión y delicadeza con un poder excepcional. 

Por supuesto, si tuvieras un GT3, tendrías un automóvil más simple, con motor atmosférico y un precio 151.457 euros más económico. Por supuesto, el tipo de cliente de un GT2 RS no debería elegir entre estos dos modelos, puesto que podría comprarse los dos. Y debería hacerlo.

Fotos: Richard Pardon and Stuart Price

Otras noticias del Porsche 911 GT2 RS 2018 en Motor1.com:

2018 PORSCHE 911 GT2 RS

Motor Gasolina, seis cilindros bóxer, biturbo, 600 CV
Potencia 700 CV a 7.000 rpm / 750 Nm entre 2500 y 4500 rpm
Caja de cambios Automática, 7 marchas
0-62 mph 2.8 segundos
Velocidad máxima 340 km/h
Tracción Propulsión trasera
Peso en vacío 1.430 kilos
Número de asientos 2
Capacidad del maletero 115 litros
Precio base 326.934 euros

Porsche 911 GT2 RS 2018: primera prueba