En 1999, el coche tuvo un accidente en Nürburgring, pero Porsche lo reparó, dejándolo como recién salido de fábrica.

El Porsche 911 (993) GT2 ya es un preciado coche clásico: este superderportivo, del que tan solo se fabricaron 161 unidades, se ha convertido en un icono, al ser la última evolución de la generación 993 y, por tanto, de los Porsche con motor refrigerado por aire.

Como ejemplo, basta decir que RM Sotheby's acaba de subastar esta preciosa unidad, de 1993, por un precio de 845.353 euros. Una cifra suficiente para comprar un par de Porsche 911 GT2 RS nuevos... y ahorrar 190.000 euros para darte un 'caprichito'.

Porsche 911 GT2 1996, subastas

El Porsche 911 GT2 nació como la versión de competición del Porsche 911 Turbo de la época, frente al que prescindía de la tracción total, algo que le permitía ser más ligero y eficaz en circuito. En cuanto al motor, la mecánica 3.6 biturbo de gasolina, con seis cilindros bóxer, incrementó su potencia, desde los 408 hasta los 430 CV

En cualquier caso, pese a ser un modelo orientado a buscar las máximas prestaciones, cuenta con algunos elementos de confort, como el aire acondicionado y los elevalunas eléctricos. Además, la tapicería de cuero y la pintura exterior, ambas de color negro, tienen un aspecto fantástico. 

Porsche 911 GT2 1996, subastas

Porsche 911 GT2, más noticias:

Este Porsche 911 GT2 de 1996 tan solo ha recorrido 18.000 kilómetros, en los que ha sufrido un percance: en 1999, tuvo un accidente en Nürburgring, que afectó al frontal y la trasera. Tras el impacto, el dueño se lo envió a Porsche para que efectuara una reparación completa, que cumpliera las especificaciones originales de fábrica. Desde entonces, este 911 GT2 apenas ha recorrido 3.000 kilómetros. Por lo demás, su primer propietario lo vendió en 2005, tras mantenerlo en propiedad durante 19 años. 

En un principio, RM Sotheby's estimó que podría tener un precio de entre 735.000 y 817.000 euros, y el coche batió esas cifras, llegando a los 845.353. Esto sugiere que los Porsche 911 refrigerados por aire están en auge entre los coleccionistas, especialmente, si se trata de las versiones más exclusivas. 

 

 

Forma parte de algo grande

Porsche 911 GT2 1996, a subasta