El DS 5 2017 es uno de los coches más originales del mercado. Y con el acabado Performance Line, además, tiene un agradable toque deportivo.

El DS 5 2017 es un coche especial para DS. De hecho, se trata del primer automóvil que comercializó el fabricante francés como marca independiente, además de su buque insignia. En definitiva, un modelo lo suficientemente bueno como para plantar cara a los Audi A4, Alfa Giulia, Volkswagen Passat...

Desde luego, si un coche gusta por diseño, tiene mucho ganado. Y en este aspecto, el DS 5 2017 2.0 BlueHDI 180 EAT6 Performance Line es una berlina que no da lugar a medias interpretaciones. Si valoras los automóviles que se salen de lo convencional, te encantará; de lo contrario, lo más probable es que no te guste.

Desde luego, te puedo asegurar que durante los días de prueba, me han preguntado por él, tanto como por muchos deportivos. 

DS 5 BlueHDI 180 EAT6 Performance Line

En lo personal, creo que la terminación Performance Line aporta un toque dinámico a su carrocería de 4,53 metros de largo, 1,87 de ancho y 1,50 de alto. Frente al resto de la gama, incorpora un techo negro brillante, a juego con los retrovisores y unas llantas de aleación de 19 pulgadas, calzadas con unos neumáticos ContiSportContact en medida 235/40 R19 (desde 195 euros la unidad).

Además, a modo de homenaje, se ha incorporado el logo de DS Performance, la división de competición de la marca, en el capó, los retrovisores y el alerón trasero. 

DS 5 BlueHDI 180 EAT6 Performance Line

DS 5 2017: diferente, pero no el más moderno

Quizá el interior sea el lugar donde más se percibe el paso de los años. Y es que, aunque su habitáculo, inspirado en la aeronáutica, siempre ha podido presumir de una calidad de fabricación de notable alto, hay elementos como la instrumentación de tres módulos o la profusión de botones, que contrastan con las grandes pantallas digitales y las consolas 'limpias' de rivales más novedosos.  

DS 5 BlueHDI 180 EAT6 Performance Line
DS 5 BlueHDI 180 EAT6 Performance Line
DS 5 BlueHDI 180 EAT6 Performance Line

El puesto de conducción es más alto de lo habitual y en él destacan los asientos de cuero granulado y tejido, con la incripción DS Performance Line en el respaldo, o el sistema de proyección de información en el parabrisas Head-up Display. Eso sí, el pilar delantero y la diminuta luneta trasera hacen que la visibilidad no sea su punto fuerte.

En cuanto a las plazas traseras, el DS 5 2017 es más que suficiente para transportar a dos ocupantes, aunque no hay tanto espacio como en una berlina tradicional. El maletero, con 468 litros, está ligeramente por debajo de la media de la categoría. 

Por otro lado, el sistema multimedia cuenta con una pantalla de 7,0 pulgadas y resulta compatible con los protocolos Apple CarPlay, Android Auto y Mirror Link.

DS 5 BlueHDI 180 EAT6 Performance Line

Un motor que pega duro

El DS 5 2017 2.0 BlueHDI 180 EAT6 Performance Line recurre a la mecánica turbodiésel más potente de DS. Se trata de un propulsor de cuatro cilindros y 2,0 litros de cilindrada, dotado de Stop/Start, que se comercializa asociado a la transmisión automática con convertidor de par EAT6, de 6 relaciones. Se trata de un cambio de funcionamiento agradable, al que solo le faltan unas levas tras el volante para ser perfecto.

Este propulsor es recomendable por su suavidad y porque, además, ofrece unas prestaciones más que correctas, teniendo en cuenta que el coche es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos y que alcanza 220 km/h de velocidad máxima. En cuanto al consumo medio, homologa 4,5 litros cada 100 km

Por lo demás, como hasta hora, el DS 5 2017 se siente más a gusto rodando en autopista que en carreteras de montaña.

DS 5 BlueHDI 180 EAT6 Performance Line

Su punto fuerte es el equipamiento

Es cierto que el precio del DS 5 2017 2.0 BlueHDI 180 EAT6 Performance Line, 37.730 euros, es similar al de un BMW 320d (desde 37.900 euros) o un Audi A4 2.0 TDI (desde 37.990 euros), ambos con 190 CV, pero el modelo francés lo compensa ofreciendo una dotación de serie realmente completa.

Equipamiento de serie: Airbags frontales y laterales para conductor y acompañante, airbags de cabeza traseros, control de estabilidad, anclajes Isofix, climatizador bizona, ordenador de a bordo, llantas de aleación de 19 pulgadas, volante regulable en altura y profundidad, cuatro elevalunas eléctricos, sensores de lluvia e iluminación, reposabrazos delantero y trasero, faros con tecnología de tipo LED, sistema multimedia con pantalla táctil de 7,0 pulgadas y compatible con los protocolos Apple CarPlay, Android Auto y Mirror Link...

Opciones: Pack Performance Line (1.350 euros): incluye sistema de alerta por cambio involuntario de carril, acceso y arranque sin llave, asistente de luz de carretera Smartbeam y Head-up Display; asientos de cuero Nappa con regulación eléctrica (2.800 euros), pintura metalizada (desde 675 euros)...

Más pruebas de coches en Motor1.com:

 

DS 5 2.0 BlueHDi 180 EAT6

Motor Diésel, cuatro cilindros en línea, turboalimentado, 1.997 cm3
Potencia 180 CV a 3.750 rpm / 400 Nm a 2.000 rpm
Caja de cambios EAT6, automática con convertidor de par de 6 velocidades
0-100 km/h 9,2 s
Velocidad máxima 220 km/h
Consumo 4,5 l/100 km
Tracción Delantera
Peso en vacío 1.615 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 468 l
Precio base 37.730 euros

Forma parte de algo grande

DS 5 BlueHDI 180 EAT6 Performance Line