El Renault Symbioz es la última propuesta de la marca del rombo. Desarrollado sobre la plataforma CMF-B, podríamos considerarlo como un Renault Captur XL, algo que resulta muy interesante por su enfoque familiar. Además, gracias a la mecánica híbrida, siempre tiene etiqueta Eco.

Con este SUV, de 4,41 metros de largo y construido en España, el fabricante quiere competir contra rivales tan importantes como el Honda HR-V (estrena restyling), Hyundai KONA (con su nueva gama mecánica), Kia Niro (ojo al MY 2025) o el Toyota C-HR (que estrena una interesante oferta).

Galería: Renault Symbioz (2024)

Eso sí, para muchos usuarios, el Renault Symbioz es un vehículo difícil de catalogar dentro de la gama. Pues bien, desde Motor1.com queremos resolver todas vuestras dudas… ya que el todocamino tiene un posicionamiento sorprendente.

Y decimos esto... ¡puesto que debe sustituir hasta nada menos que cuatro modelos! En primer lugar, ocupa el hueco que existía entre el Captur y el Austral. Respecto a este último, no tiene sus potentes motores ni las cuatro ruedas directrices, pero debería disfrutar de un precio más ajustado.

Renault Symbioz (2024)

Asimismo, podemos considerarlo como el reemplazo del Renault Scenic de combustión, gracias a su banqueta trasera deslizante y su gran maletero (de hasta 624 litros). Como ocurre en el crossover eléctrico homónimo y en el SUV coupé Renault Rafale, puede incluir el techo panorámico Solarbay con opacidad regulable.

Por si fuera poco, el Renault Symbioz también toma el relevo de los Renault Megane Berlina y Renault Megane Sport Tourer. El veterano compacto nos dijo adiós recientemente en sus dos carrocerías, y ya sólo quedan unidades en stock.

Para culminar su trabajo, el nuevo modelo debe reemplazar en el futuro al Renault Arkana. El SUV coupé recibió un restyling más leve que otros hermanos de gama (como el Clio), lo que podría anticipar una despedida del mercado más pronto de lo previsto.

Bajo el capó, el Renault Symbioz se conforma inicialmente con una mecánica híbrida E-TECH de 145 CV, vinculada a la caja automática Multimodo y con un consumo de sólo 4,6 litros cada 100 km, por el ciclo WLTP. No descartaríamos la incorporación de otros motores en una fase posterior.

Los clientes pueden elegir hasta cuatro acabados: Evolution, Techno, Iconic y el deportivo Esprit Alpine. En su equipamiento podemos encontrar el asistente de conducción semiautónoma, cámaras 360º, equipo de audio Harman Kardon, iluminación ambiental, portón automático y sistema multimedia con Google integrado.