Primera prueba Honda HR-V 2019

Cuando un producto es bueno, es difícil mejorarlo… como es el caso del coche que hemos probado en esta ocasión. Se trata del Honda HR-V 2019, un automóvil con formato todocamino, tan en auge en los últimos tiempos, que ha acaparado un gran número de adeptos en su relativamente corta vida, haciendo referencia a la segunda vez que se usa este nombre, en un vehículo que empezó a comercializarse en 2015. En Europa, desde entonces, y para que te hagas una idea, se han vendido más de noventa y tres mil unidades… ¡casi nada!

Honda HR-V 2019 primera prueba

¿Cuáles son sus secretos?

El nuevo todocamino japonés recurre a la fórmula mágica que mezcla una excelente habitabilidad, sobre todo en las plazas posteriores, un habitáculo rematado con materiales de primera calidad y una dinámica de conducción que para sí quisiera la competencia. Sí, me atrevo a decir que es el mejor o de los tres mejores en su segmento, créeme. Pero para que confíes en lo que te estoy contando, voy a intentar explicarte, un poco más adelante, el porqué de mi afirmación.

Honda HR-V 2019 primera prueba

¿Qué cambia?

La actualización que se presenta estos días es una puesta al día del modelo anterior, con retoques estéticos en el exterior, mejoras mecánicas y modificaciones en el equipamiento, unida a la inclusión de una motorización de gasolina 1.5 VTEC TURBO, asociada a un nuevo acabado denominado SPORT.

A grandes rasgos, y para simplificar mucho en el apartado mecánico, desaparece el motor turbodiésel 1.6 i-DTEC de 120 CV, se mantiene el de gasolina, atmosférico, 1.5 i...