Honda se retiró de la Fórmula 1 al final de la temporada 2021 como proveedor de motores, pero no abandonó por completo la competición automovilística número 1. De hecho, bajo el sello HRC sigue suministrando propulsores a los equipos Red Bull y AlphaTauri, y así lo hará hasta 2025, como mínimo. 

De este modo, no es de extrañar que Max Verstappen protagonice otro anuncio para la marca japonesa. El año pasado, le vimos al volante del simpático eléctrico Honda e y también del Civic Type R (tienes debajo los enlaces), y ahora le toca el turno al todocamino HR-V.

Galería: Honda HR-V 1.5 i-MMD 2022 Advance Style prueba

HR-V con matrícula personalizada

El doble campeón de F1 sale del cuartel general de Red Bull, en Milton Keynes (Inglaterra), en el nuevo HR-V híbrido y prueba los límites del coche por todo tipo de superficies y también a lo largo de muchas curvas. 

Tras conducir por una carretera rural sin asfaltar, el ganador más joven de una carrera de F1 decide parar en medio del campo para relajarse y descansar. Esa tranquilidad solo dura unos segundos, ya que desde la sede del equipo austriaco le reclaman su vuelta al trabajo.

Los espectadores que se fijan en los detalles se habrán dado cuenta de que la matrícula MV33 HRV supone un guiño a las iniciales de Max Verstappen y su número en competición, que ha estado usando desde sus inicios en karting.

Garaje de ensueño

Sin embargo, Verstappen cambió al número 1 justo después de ganar el título en 2021 tras el polémico final de Abu Dhabi. En 2023, seguirá con el número 1, pero lo normal es que vuelva al 33 cuando deje de ser el vigente campeón.

Su colección personal de coches incluye (o ha incluido) vehículos mucho más emocionantes que el HR-V, como un Aston Martin DB11, un Vantage y un DBS Superleggera. También se habla de un Ferrari Monza SP2 y un Porsche 911 GT3 RS. Además, recibió un Acura NSX Type S tras ganar el título el año pasado y se espera que reciba un Valkyrie.

El HR-V es un SUV compacto con tecnología híbrida de 131 CV combinados, que declara un consumo medio de apenas 5,4 litros cada 100 kilómetros. Uno de sus puntos mejorables es el maletero, que se queda en 335 litros.