En el último Salón del Automóvil de Pekín, BYD presentó un prototipo que causó sensación. Llamado Ocean M, es un utilitario de aspecto deportivo que, según medios locales, se desarrolló específicamente para Europa.

De hecho, por su tamaño y diseño, parece más adecuado para el Viejo Continente que para Asia, donde los automovilistas prefieren diferentes estilos de carrocería: en segmentos superiores, con grandes SUV y berlinas, o hacia abajo, con urbanos compactos y económicos.

Plataforma avanzada y batería estructural

El BYD Ocean M está construido sobre una plataforma de nuevo desarrollo: una evolución de la denominada 3.0 en la que se basan modelos como el Seal.

Junto con la nueva plataforma, cuyos detalles técnicos aún no se han detallado, el Ocean M introduce un esquema de propulsión trasera y una batería Blade, también de nuevo desarrollo, con arquitectura 'cell-to-body'. 

Concepto BYD Ocean M

A diferencia de la que emplea el Seal, que actualmente es el auténtico manifiesto tecnológico de la marca, esta nueva batería tiene también una función estructural.

Expansión europea

Se espera que el BYD Ocean M, del que nos falta por conocer mucha más información técnica, se ofrezca con un precio de partida de unos 25.000 euros. Será, por tanto, una especie de competidor perfecto para el Renault 5, el CUPRA Raval o el esperado Volkswagen ID.2.

En definitiva, encajará en ese segmento de coches eléctricos 'asequibles' en el que pronto competirán numerosos modelos (Citroën ë-C3, Fiat Panda eléctrico, el actualizado Dacia Spring...), incluyendo el Model 2 que estaría preparando Tesla.

Concepto BYD Ocean M

BYD ya ha anunciado que a partir del año que viene venderá en Europa otro modelo clave, el pequeño Seagull, que se actualizará precisamente para satisfacer mejor las necesidades de los conductores del Viejo Continente.

El coche, que mide 3,78 metros de largo y equipa una batería de 39 kWh de capacidad, tiene un precio de sólo 8.900 euros al cambio en China, por lo que podría llegar a Europa con una tarifa de unos 12.000 euros.

Galería: BYD Ocean M Concept