Después de reforzar su cartera con todo tipo de vehículos, incluyendo sus nuevos eléctricos, Kia se prepara para entrar en un segmento muy de nicho en Europa, el de los pick-up. A diferencia del Bongo, este nuevo modelo tendrá aspiraciones globales.

Por lo tanto, los rumores que hablaban sobre esta camioneta se han convertido en realidad y, de hecho, ya hay fotos y vídeos de un ejemplar de pruebas fuertemente camuflado, descubierto en un aparcamiento subterráneo de Corea del Sur. 

El vehículo, de doble cabina, parece compartir frontal con el Telluride, un gran SUV que se vende en Estados Unidos. Sin embargo, es poco probable que ambos compartan plataforma, ya que se espera que el pick-up adopte un chasis de largueros y travesaños, característico de estos vehículos de carga. 

Kia ¿Tasman?

Esta novedad podría llamarse Kia Tasman y lucirá llantas de 17 pulgadas con neumáticos Kumho Crugen 265/65 R17. En principio, tendrá un tamaño parecido al del Ford Ranger, aunque es francamente difícil asegurarlo a través del vídeo espía.

Si echamos un vistazo al interior, podemos ver que es sólo un prototipo a juzgar por los paneles de las puertas de plástico barato. No obstante, hay algo interesante junto a la palanca de cambios, los interruptores para los modos de tracción 2H, 4H y 4L. Eso significa que el vehículo contará con tracción total conectable (sin diferencial central) y reductora. 

La revista australiana Car Sales informa de que el Tasman contará con un motor diésel de cuatro cilindros y 2,2 litros, asociado tanto a una caja manual como a una automática. Además, la gama también podría incluir una variante de cabina simple y un chasis-cabina.

¿Llegará a Europa?

Más adelante, se dice que llegará al mercado una configuración puramente eléctrica. En principio, el pick-up se se fabricará en Corea y podría anunciarse oficialmente este mismo mes de marzo.

Los rumores señalan que se desvelará en el cuarto trimestre de 2024, antes de su lanzamiento al mercado el año que viene. ¿Llegará a Europa? Esa es la pregunta del millón que, por el momento, no tiene respuesta.