Mucho hemos hablando en los últimos días sobre preparaciones curiosas que toman como base el todoterreno más barato que se vende en España: el Suzuki Jimny.

De hecho, hemos visto cómo se ha transformado en algunos de los mejores todoterrenos del mundo, gracias a las conversiones del especialista japonés Damd: Mercedes-Benz Clase G, Land Rover Defender, Ford Bronco...

Ahora bien, puestos a dar forma a una versión llamativa, con la que disfrutar a fondo de la conducción todoterreno, nada mejor que convertir al pequeño 4x4 de Suzuki en un modelo descapotable, ¿no te parece?

Suzuki Jimny Cabrio: ¿sería el todoterreno más llamativo?

Y si hace poco te presentamos un render que mostraba la variante cabrio, la más lúdica del modelo, ahora, recordamos una preparación que hacía este sueño en realidad.

Galería: Suzuki Jimny Cabrio

Y es que, a la hora de conducir un todoterreno, el punto lúdico que ofrece hacerlo a cielo abierto es insuperable. Y si desmontamos además del techo, las puertas, como sucede con el Jeep Wrangler y el mencionado Ford Bronco, la cosa no para de mejorar.

Aunque en el caso que hoy te presentamos, no se llega a tanto. De hecho, al hablar de este Suzuki Jimny especial, lo hacemos de un ejemplar que viajó hasta china, para convertirse en un descapotable... ¡que acabó convertido en lo que sus creadores llamaron un Wey Tank 100!

¿Y por qué hacer esto? Bueno, según ellos, querían crear un Wey Tank 300 en miniatura. A fin de cuentas, el Tank 300 es un famoso todoterreno chino que se 'inspira' en el diseño del Ford Bronco, el Mercedes-Benz Clase G e incluso el Jeep Wrangler.

En cualquier caso, el resultado final está bastante conseguido. Y no nos extraña, ya que, según parece, se gastaron cerca de 60.000 euros en la preparación. ¿Genialidad o locura? La verdad, no sabríamos qué decir. Pero desde luego, ojalá hubiera servido de inspiración para Suzuki...