Los coches chinos están acaparando cada vez más ventas en nuestro país. De hecho, el MG ZS se ha convertido en el vehículo más adquirido durante un par de meses de este año. ¿Te imaginas una revolución así también en el segmento de los todoterreno?

Podría darse, en el caso de que llegara a España el Wey Tank 300, que nosotros hemos apodado cariñosamente como el Ford Bronco chino, aunque también tiene algún que otro rasgo del Suzuki Jimny Pro. En cualquier caso, es un 4x4 perfecto para el frío que ya estamos padeciendo y que tocará aguantar durante los próximos meses de otoño e invierno.

En su país de origen, el precio del vehículo es completamente alocado, por bajo: 175.800 yuanes, que son 22.700 euros en la actualidad. Ten en cuenta que el propio Jimny, mucho menos coche, cuesta 23.568 euros en España. 

Galería: Wey Tank 300, el Ford Bronco chino

¡Tres diferenciales con bloqueo!

A lo mejor estás pensando que por ese desembolso te llevas a casa un simple SUV con aspecto de todoterreno. Nada de eso, porque el Tank 300 no sólo parece un 4x4, sino que lo es. De hecho, incluye tracción total y reductora. 

Pero espera, porque al más puro estilo Mercedes-Benz Clase G, también incorpora tres diferenciales con bloqueo. ¡Brutal! Por cierto, el vehículo mide 4,72 metros de longitud, 1,93 de anchura y 1,92 de altura, con una distancia entre ejes de 2,75 metros.

Wey Tank 300, el Ford Bronco chino

El interior recuerda al modelo alemán, con la pantalla panorámica que une la instrumentación y el sistema multimedia, así como con las salidas de aire en formato turbina. En general, la calidad percibida parece bastante elevada. 

Puede ser hasta lujoso

¿Mejoraría algo del vehículo? Yo preferiría un motor diésel en lugar de la mecánica turbo de gasolina, con 2,0 litros y cuatro cilindros, que incorpora. Desarrolla 230 CV y se asocia a una transmisión automática de ocho velocidades, que facilita la conducción fuera del asfalto.

Curiosamente, el Wey Tank 300 suma hasta nueve programas de conducción, varios de tipo 'off road', y el equipamiento opcional es propio de un coche con tintes lujosos: techo panorámico, asientos calefactables... ¿Lo veremos circular algún día por aquí? ¡Ojalá!

Fuente: Carsalesbase