Aunque es cierto que algunos fabricantes de origen chino están tomando el relevo a Dacia en el ámbito de los productos de precio asequible en Europa, el fabricante rumano todavía tiene una oferta bastante sensata, con productos interesantes y precios más bien bajos.

El primer eléctrico de la marca, el Dacia Spring, es un pequeño vehículo urbano que ha estrenado recientemente la variante Extreme 65, de mayor potencia, pero Dacia ya está trabajando en un futuro producto eléctrico, el llamado Dacia Sandero EV.

Así lo ha asegurado en declaraciones a la revista británica Autocar el propio CEO de la compañía, Denis Le Vot, quien ha afirmado que habrá un Sandero eléctrico en 2027 o 2028 pensado para los compradores que busquen un producto asequible.

Galería: Dacia Sandero 2023

Le Vot ha admitido que el Sandero EV tendrá una menor autonomía que otros rivales y sus tiempos de carga serán mayores, pero también prometió que será realmente barato.

El Dacia Sandero lleva a la venta en Europa desde el año 2008 y ya va por su tercera generación. Fabricado en Rumanía y en Marruecos, el Sandero tiene actualmente un precio de alrededor de 13.000 euros en su versión convencional, con motor de gasolina de 90 CV.

El CEO de la marca rumana ha criticado las tarifas de acceso de los coches eléctricos actuales, afirmando que los elevados precios están evitando que el consumidor medio pueda dar el salto al vehículo eléctrico.

Dacia Spring Extreme 65 (2023)

Dacia Spring Extreme 65 2023

Y es que, de hecho, hasta el precio del propio Dacia Spring, primer eléctrico de la marca y el más asequible del mercado, resulta elevadísimo para lo que ofrece el coche, ya que hablamos de cerca de 20.000 euros (antes de ayudas) para un urbano de pequeñas dimensiones, con apenas 45 CV de potencia y una autonomía de unos 230 kilómetros.

A diferencia del Spring, el futuro Dacia Sandero EV estará basado en la plataforma CMF-B del Grupo Renault, la misma que utilizará la marca francesa para el futuro Renault 5, con el que el Sandero 100% eléctrico tendrá mucho en común.