Skoda ha publicado recientemente un comunicado de prensa en el que reafirma su compromiso de hacer su negocio más sostenible y de electrificar su gama de vehículos de forma progresiva.

El anuncio también confirmó que el fabricante de automóviles checo, propiedad del Grupo Volkswagen, lanzará tres vehículos eléctricos totalmente nuevos para 2026 y que espera que el 70% de los vehículos que venda sean totalmente eléctricos para el final de la década, ya que pasará a vender únicamente vehículos eléctricos después de 2035.

De los tres nuevos vehículos eléctricos de Skoda, sabemos que uno de ellos será un crossover más pequeño que la marca ya ha anunciado y que estará hermanado con modelos de Volkswagen y SEAT.

Volkswagen ID.2, el render exclusivo de Motor1.com

Esta oferta eléctrica más pequeña se construirá sobre una versión simplificada de la plataforma MEB, denominada MEB Lite, y que a diferencia de los vehículos fabricados sobre la versión estándar de la plataforma, los desarrollados sobre la variante Lite serán de tracción delantera en sus versiones básicas (ID.3 e ID.4).

El segundo modelo podría ser un sustituto totalmente eléctrico del actual Octavia, que supuestamente prescindirá de la plataforma MEB que Skoda utiliza para sustentar el crossover Enyaq (ahora también disponible como el más elegante Enyaq Coupé), y se construirá sobre la nueva arquitectura EV a medida del grupo Volkswagen llamada SSP (cuyo nombre es la abreviatura de Scalable Systems Platform).

Esta plataforma es importante porque Volkswagen la considera como la arquitectura que sustituirá a sus actuales plataformas térmicas, así como a la MEB y a la PPE (Premium Platform Electric, que se utiliza en los nuevos modelos Porsche Macan EV o Audi Q6 E-tron), proporcionando una única solución para una amplia gama de estilos de vehículos.

Galería: Fotos Skoda Vision 7S

Vale la pena señalar que Skoda puede no haberse referido al hipotético sustituto eléctrico del Octavia. Informes anteriores indicaban que los tres nuevos modelos eléctricos serían un modelo subcompacto, un SUV compacto y un todocamino de siete plazas más grande, que la compañía adelantó con el concept Vision 7S (en la imagen de arriba), que desveló a principios de este año.

El concept Vision 7S también nos da una idea bastante buena de hacia dónde se dirige el diseño de Skoda en la próxima década, ya que revela la importante actualización de la identidad corporativa que la marca tiene preparada.

En otras palabras, anticipa la estética básica de todos los modelos que se presentarán a finales de la década y posiblemente más allá, así que en lo que respecta a los estudios de diseño, éste es bastante significativo.