El fabricante francés Citroën no ha comercializado nunca en su historia un superdeportivo o un modelo GT. Sin embargo, hizo un amago en el año 2001, cuando presentó en el salón de Ginebra el prototipo Citroën Osée, que había diseñado junto a la casa italiana Pininfarina.

El Citroën Osée nunca se fabricó en serie, pero la marca gala volvió a la carga en el año 2008 con el prototipo GTbyCitroën, presentado en el salón del automóvil de París. Este concept tampoco dio lugar a un GT de producción, pero en este caso sí se convirtió al menos en un coche funcional, de carne y hueso.

Galería: GTbyCitroën (2008)

El hombre detrás del proyecto

Para entender el proyecto GTbyCitroën, primero hay que conocer a Takumi Yamamoto. Este diseñador japonés estudió en la Universidad de Arte Zokei de Tokio y en la Universidad de Coventry, en Inglaterra, y trabajó en el grupo PSA entre 2001 y 2012. Primero trabajó en el estudio de Carrières-sous-Poissy, antes de unirse a los equipos de diseño de Citroën en 2006. 

Era muy cercano al estudio Polyphony Digital y a su presidente Kazunori Yamauchi, el padre del videojuego Gran Turismo. Juntos querían desarrollar un coche GT de la marca Citroën que se incluiría en Gran Turismo 5 Prologue.

Concepto Citroen GT (2008)

Citroën no se enteró de este proyecto hasta mucho más tarde, ya que para añadir este deportivo al videojuego hubo que obtener el permiso de la marca.

En diciembre de 2007, los jugadores japoneses pudieron conducir este Citroën GT, que salió a la venta en PlayStation 3 y que posteriormente aparecería en Gran Turismo 5 (lanzado en noviembre de 2010). 

Esta creación llamó la atención de Citroën, hasta el punto de que decidió crear un prototipo funcional del coche. Se encargó a la empresa Estech que diera vida al GT, pero tenía que ser rápido porque faltaban pocos meses para el salón del automóvil de París.

En sólo ocho meses, el acuerdo estaba cerrado y el GTbyCitroën podía exhibirse con orgullo en el salón de París. Era, por así decirlo, la principal atracción de aquella edición de la cita francesa.

Concepto Citroen GT (2008)
Concepto Citroen GT (2008)
GTbyCitroën (2008)

El modelo medía 4,96 m de largo, 2,08 m de ancho y 1,09 m de alto. A diferencia del modelo virtual, que contaba con cuatro motores y 789 CV, y estaba alimentado por una pila de combustible, Citroën colocó un motor V8 en el coche porque no pudo trasladar el tren motriz del coche virtual al mundo real.

Se dirigieron a Ford en busca de suministros, quien aceptó proporcionar el motor V8 de 5,4 litros del Ford GT. No produce la misma potencia que el coche del juego, ya que el GTbyCitroën de la vida real se conforma con 'solo' 640 CV. Hay que tener en cuenta que esta versión térmica se integró posteriormente en el juego, pero sólo producía 500 CV. 

Concepto Citroen GT (2008)

Durante mucho tiempo pensamos que este concepto se produciría, incluso en una serie muy limitada. Pero el fabricante de automóviles francés decidió lo contrario y el GTbyCitroën nunca se fabricó ni se vendió a unos pocos clientes (muy) ricos. En aquella época, la prensa del automóvil estimaba que el deportivo francés podría ensamblarse en unas pocas decenas de unidades y venderse por 1 o 2 millones de euros. 

El GTbyCitroën pasó a formar parte de la reserva del Conservatorio Citroën. Sólo quedará como un dulce recuerdo en la mente de quienes se cruzaron con él durante las escasas salidas a carretera abierta en ciudades París, Londres o Madrid.