Parece que Stellantis, el cuarto grupo automovilístico más grande del mundo, ha desarrollado un nuevo motor de seis cilindros en línea, dotado de un turbocompresor. Y a decir verdad, la historia y los rumores sobre este propulsor no vienen de ahora. Si recuerdas bien, ya en noviembre de 2019 se pudo ver una patente en la web oficial del fabricante, antes de que fuera eliminada. 

Ahora, un miembro de Allpar forums ha encontrado nueva información al respecto, mientras navegaba por la página web dedicada a la planta de motores de Saltillo, en México. Según su información, el motor en cuestión, llamado '3.0 litros GMET6 HO', se produce en la planta mexicana de Ramos Arizpe, desde el 22 de noviembre de 2021. 

Por supuesto, Stellantis ya ha eliminado la página en la que podían consultarse estos datos. Afortunadamente, siempre hay gente pendiente de estos pequeños detalles y la información llegó a nuestros compañeros de Motor1.com en Estados Unidos.

Galería: Jeep Grand Cherokee 2022

De hecho, nuestros colegas estadounidenses se han puesto en contacto con la compañía automovilística para obtener más información al respecto, por lo que actualizaremos este artículo una vez obtengamos una respuesta detallada. 

Según los rumores, este motor de seis cilindros en línea se instalará bajo el capó de varios modelos vendidos en Norteamérica, como el Jeep Grand Cherokee, el Ram 1500 y el Jeep Gladiator.

El bloque podría entregar una potencia máxima de 500 CV, pero por el momento es imposible saberlo con certeza, mientras que en su versión estándar, ofrecería unos modestos 360 CV. Una vez más, esta información debe ser tomada con pinzas, hasta que haya una confirmación al respecto. 

El motor 'Tornado' supondría la muerte del motor V8 que se emplea en la actualidad, principalmente porque se ha desarrollado para ser electrificado, ofreciendo aún más potencia y manteniendo las emisiones de CO2 al mínimo. Con un motor de este tipo, Stellantis no tendría ninguna dificultad para adaptar sus coches de mayor tamaño y potencia a las nuevas normativas anticontaminación. 

Y si durante su desarrollo, los ingenieros se aseguraron de que este motor pudiera ser electrificado, no debería sorprendernos que existiera una configuración híbrida enchufable.

Fuente: Allpar