La revolución eléctrica es una realidad y fabricantes históricos como Lotus deben adaptarse a los nuevos tiempos. La prohibición en el mercado de los motores de combustión a partir de 2035 en la Unión Europea hace que las firmas tengan que renovarse o morir.

Por ello, Lotus planea el reemplazo del Elise. Se trataría de un nuevo modelo eléctrico, basado en la plataforma E-Sports que la compañía ha diseñado para estrenar coches de cero emisiones. A pesar de que falta bastante para que llegue al mercado, ya se conocen algunos detalles.

El sucesor del Elise, con el nombre del proyecto Type 135, será totalmente eléctrico y conservará la característica ligereza de los Lotus. La marca británica deberá lidiar con el peso extra de las baterías, que suelen incrementar en gran medida la marca en la báscula de los vehículos, pero Autocar afirma que el suelo del automóvil será un 37% más liviano que el adoptado por el Emira, el modelo con motor de combustión más reciente del fabricante.

El futuro Elise, al igual que el actual, será la opción de entrada a la gama inglesa, siendo un biplaza con dimensiones compactas. Contará con un único propulsor eléctrico, capaz de desarrollar 476 CV (350 kW), y tendrá el sistema de reparto selectivo del par Torque Vectoring, muy parecido al del hiperdeportivo Evija.

En cuanto a la batería, poseerá una de 66,4 kWh de capacidad, lo que le dará una autonomía de en torno a 480 kilómetros. Dicho elemento estará detrás de los asientos, de manera vertical, pudiendo poner el asiento lo más bajo posible, algo que no sería posible con la clásica batería en el suelo del vehículo.

Lotus Elise Sport 240 2021 Final Edition

El objetivo de Lotus es crear un coche lo más parecido posible al Elise actual, como afirmó Matt Windle, director técnico de la firma británica: "Queremos mantener intacta la vieja sensación de Lotus. Nuestro ADN es dinámico, aerodinámico y ligero, y es lo que se encontrará en todos nuestros modelos".

A esto, añadió que, siendo eléctrico, podrá disfrutar de una entrega de potencia instantánea, además de un sistema de refrigeración más simple y más espacio en el interior del coche.

Lotus Elise

Sin embargo, el nuevo tren motriz eléctrico del sucesor del Elise tendrá un precio mayor. Se espera que el desembolso para el deportivo inglés sea de cerca de 120.000 euros, casi el doble del precio de venta del Elise más caro actual.