Hace casi dos años, la firma italiana Totem Automobili desveló un interesante proyecto de restomod 100% eléctrico, tomando como base el espectacular Alfa Romeo Giulia GTA original, de los años 60. Lo que no sabíamos es que la firma preparaba una agradable sorpresa.

Riccardo Quaggio, fundador de la compañía, ha comunicado que su Totem GT también está disponible con un motor de gasolina, y qué mejor propulsor que el bloque 2,9 litros V6 biturbo del Alfa Romeo Giulia GTA moderno, que en este caso ofrece 540 CV de potencia, aunque si el cliente lo quiere, se puede exprimir hasta los 600 CV.

Galería: Totem GT Electric

Toda esta potencia sirve para mover un deportivo ligero, de unos 1.200 kilogramos, con carrocería de fibra de carbono y, por supuesto, de propulsión trasera. Cabe apuntar que la versión de gasolina se denominará Totem GT Super, mientras que el Giulia GT Electric será el eléctrico.

Este último, de cero emisiones, tampoco se queda corto, ya que anuncia una potencia de 598 CV y, sobre todo, un tremendo par motor máximo de 940 Nm. Quizá lo más interesante sea que, además de ser también de propulsión, cuenta con una transmisión que simula una caja de cambios manual al uso.

Totem GT Electric, en directo
Totem GT Electric, en directo
Totem GT Electric, en directo

En principio, la producción del Totem GT, que acaba de ser mostrado en vivo durante la Semana de la Moda de Milán, estará limitada a 40 unidades, es decir, 20 ejemplares eléctricos y otros 20 con el motor V6 de combustión. 

En directo destacan detalles que en las fotografías pasan desapercibidos, como los cuatro faros redondos del frontal, con tecnología LED, la ausencia de paragolpes, la anchísima carrocería o las vías ensanchadas en 18 milímetros (en ambos ejes), además de las llantas forjadas de 17 pulgadas.

Totem GT Electric
Totem GT Electric
Totem GT Electric

El habitáculo, de corte minimalista, luce tapizados en cuero, además de molduras de fibra de carbono expuesta y tapizados de tela para las puertas. Los asientos, por su parte, pueden ser deportivos de fibra de carbono o bien unos más clásicos y cómodos. Las únicas concesiones modernas son el botón de arranque y el equipo de sonido (no disponible en el V6).

Eso sí, vete preparando la cartera, porque la versión eléctrica rondará los 430.000 euros (entregas previstas para julio de 2022) y el equipado con el motor de gasolina superará ligeramente dicho precio (finales de 2022).