Es probable que en los tiempos que corren estemos acostumbrados a más cosas y que sea más difícil sorprendernos, pero en 1971, el Lamborghini Countach LP 500, el prototipo que dio lugar al exitoso superdeportivo de la firma del toro, fue toda una revolución.

En la era de los grandes diseñadores italianos, el público solo sabía el nombre del gerente de la empresa, en este caso, Bertone. Nuccio Bertone era un habilidoso carrocero, pero también un emprendedor que buscaba talentos, como el de Marcello Gandini, una persona muy importante en la historia del modelo.

Gandini es el creador original del concepto del Lamborghini Countach, que tuvo grandes ideas para la evolución de los superdeportivos. Sirvió de inspiración para vehículos posteriores de la marca de Sant’Agata Bolognese hasta medio siglo después, incluyendo el Countach LPI 800-4. Por ello, veamos los secretos del modelo en estos 50 años de historia.

Una forma nacida de la emoción

Días y noches de arduo trabajo en el diseño para hacer soñar a la gente. El único límite era que el prototipo pudiera moverse por sí mismo, y así llegó el Countach al Salón del Automóvil de Ginebra de 1971.

Lamborghini Countach (1971-1990)

El periodo entre el final de los 60 y principios de los 70 estuvo marcado por los avances tecnológicos. La innovación en la moda y en el diseño industrial proporcionaron poder a los colores brillantes y predilección por las formas geométricas.

Prototipo LP 500, empezando desde una línea

El Countach LP 500 de 1971 tuvo muchos secretos en su diseño. Un elemento clave fue la marcada cuña que formaba toda la base del coche. Sin embargo, este aspecto no era técnicamente nuevo. Bertone ya usó dicha solución para prototipos como el Alfa Romeo Carabo de 1968, el Stratos Zero de 1970, o incluso en el Lamborghini Marzal de 1967. Esta moda continuó en otros modelos menos extremos, como el Autobianchi Rubabout de 1969 o el Fiat X1/9 de 1972.

Lamborghini Countach (1971-1990)

Pininfarina, con Paolo Martin a la cabeza, creó el diseño más atrevido, el famoso Ferrari Modulo de 1970, que nunca llegó a la producción en serie. El Countach, por su parte, no era solo un prototipo, sino un coche de producción destinado a reemplazar al exitoso y legendario Miura.

Lamborghini Countach (1971-1990)

Escultura en movimiento

Desde el primer concepto del Countach, su perfil en forma de cuña ha sido bastante simple y ha sufrido pocas variaciones. La parte delantera iba en descenso, cada vez de manera más cónica, gracias a los faros retráctiles.

Esto se hacía lo más inclinado posible, con un parabrisas con formas geométricas y unas puertas de tijera. La carrocería se elevó justo por encima de las ruedas y la zona central se diferenciaba del resto por una dinámica delicada, parecida a un simple trazo de lápiz.

Lamborghini Countach (1971-1990)

La trasera fue todo un triunfo de la geometría y la sencillez. Configurada para ser aerodinámica, tuvo el ancho necesario para incluir un potente motor V12, además de unos irregulares faros hexagonales. La sutil forma, sin nada que interrumpiera en el diseño, hizo que fuera toda una escultura en movimiento y que se convirtiera en algo atemporal.

LP 400, el primer modelo de producción

Pasaron dos años hasta que llegó el Countach LP 400 de producción. Lamborghini y Bertone intentaron mantener el diseño del prototipo, y solo cambiar lo justo y necesario. Técnicamente, hay grandes alteraciones en el chasis tubular, que reemplazó al monocasco de aluminio, pero su aspecto seguía siendo similar al del prototipo.

Lamborghini Countach (1971-1990)

Otros cambios obligados fueron en la refrigeración del motor, que eliminaron las branquias traseras en favor de unas entradas más grandes que sobresalían del cuerpo. A esto se le sumaron los conductos NACA en la zona posterior. Algunos elementos hicieron que el modelo perdiera la simplicidad del inicio, pero se fueron convirtiendo en partes icónicas del diseño de la firma italiana.

Lamborghini Countach (1971-1990)

Lamborghini levantó la parte delantera unos centímetros, con lo que el capó se volvió más plano y perdió la entrada de aire cerca del parabrisas. El fabricante también quitó el espejo retrovisor funcional, que proporcionaba al conductor una idea de lo que sucedía detrás del coche. No obstante, los primeros LP 400 aún conservaban la muesca en el techo donde estaba esta pieza.

Así pues, el LP 400 de 1973 es el Countach de producción con el diseño más puro y fidedigno al concepto original.

LP 400S: la llegada de las alas

En 1978, aterrizó el Countach LP 400S, y nunca mejor dicho. El diseño se benefició de varios apéndices aerodinámicos nuevos. Algunos cambios en el 'Lambo' fueron para adaptar las novedosas llantas de 15 pulgadas de magnesio, con unos neumáticos Pirelli P7.

Lamborghini Countach (1971-1990)

El diseño de los guardabarros delanteros que sobresalían siguió a un spoiler inferior, debajo de la delgada zona frontal en el mismo color que la carrocería. En la parte trasera, el gran alerón era opcional.

En 1982, el motor V12 Giulio Alfieri, de 5,0 litros, llegó al LP 5000S, pero el aspecto se mantuvo. Hubo algunas modificaciones en el interior, como con los asientos envolventes o unos tapizados más lujosos.

Lamborghini Countach (1971-1990)

El LP 5000 Quattrovalvole, con un motor de 5,2 litros y cuatro válvulas por cilindro, añadió algunos cambios estéticos. La parte delantera incrementó su anchura en 44 milímetros y la cubierta del motor obtuvo una protuberancia para colocar carburadores Weber de tiro descendente, en lugar de los originales de tiro lateral.

El Countach 25th Anniversary de 1988 tuvo algunos retoques de estilo, obra de un joven Horacio Pagani. El objetivo era adaptar mejor los elementos aerodinámicos a la parte externa del coche. Se revisaron los guardabarros, faldones laterales y spoilers, mientras que la trasera se volvió mas redondeada, con un parachoques posterior modificado.

Lamborghini Countach (1971-1990)

Los secretos detrás de estos cambios provienen de los estudios de ingeniería del prototipo del Countach Evoluzione. Esto permitió mejorar la carga aerodinámica y la recogida de datos del modelo.

Countach LPI 800-4: un homenaje al mito

Cincuenta años después del primer prototipo, Lamborghini ha intentado reunir todo el espíritu del Countach original con una edición limitada, el LPI 800-4. Es poco habitual en la historia del automovilismo que un fabricante utilice un único modelo como referencia para todos los vehículos consecuentes de su producción, pero el Countach es una excepción.

Lamborghini Countach LPI 800-4

No obstante, cinco décadas de diferencia han hecho que el diseño cambie levemente. Una notable modificación se encuentra en la punta del morro, con la despedida de los faros emergentes por unos con tecnología LED, ubicados en el mismo lugar. También se diferencia una apertura antes de llegar al parabrisas, algo que no estaba en el Countach original.

Lamborghini Countach LPI 800-4

A esto hay que sumarle otras pequeñas modificaciones incorporadas en el resto de la carrocería. Esto es posible gracias a los avances tecnológicos, pero todo empezó con el diseño de Horacio Pagani para la edición de los 25 años.

Lamborghini Countach LPI 800-4

La forma del parabrisas se mantiene intacta, los conductos NACA del lateral cobran mayor importancia y aparecen formas hexagonales en las llantas y los pilotos. A pesar de ser más grande, su forma general es similar a la del diseño original.

Galería: Lamborghini Countach (1972-1990)

El Lamborghini Countach LPI 800-4 es una obra de arte por sí misma, además de ser uno de los mejores tributos que se le podían hacer a un modelo tan mítico como importante en la historia de los superdeportivos.

Galería: Lamborghini Countach LPI 800-4, en vivo