En los años 60, un fabricante de tractores decidió plantar cara a Ferrari. Y ganó la batalla con un superdeportivo que ya es un clásico legendario: el Lamborghini Miura.

La historia de Lamborghini como fabricante de superdeportivos comenzó a fraguarse en 1963. Hasta entonces, la marca italiana era una compañía especialista en fabricar maquinaria agrícola y tractores, sin embargo, una discusión con Enzo Ferrari terminó por reconvertirla en uno de los mayores especialistas de la historia, a la hora de fabricar modelos de altas prestaciones. 

Al parecer, Feruccio Lamborghini estaba cansado de viajar a Maranello, una y otra vez, para que solucionaran los problemas de fiabilidad de sus Ferrari... Incluso, dice la leyenda que llego a increpar al mismísimo Enzo Ferrari. Fue ese el momento en el que Feruccio decidió comenzar a fabricar turismos. 

Lamborghini Miura

El Lamborghini Miura nació a la segunda

En poco menos de un año, Lamborghini ya había construido su primer automóvil, el 350 GT. Sin embargo, el modelo que elevaría a la marca a lo más alto sería el Lamborghini Miura, presentado en 1966. Este modelo nació como un proyecto secreto, creado por los mejores ingenieros de la marca... en sus ratos libres. Y para plantar cara a Ferrari, decidieron que lo óptimo sería un biplaza con motor central.

Tras muchos esfuerzos, los ingenieros persuadieron a Feruccio Lamborghini para que llevase un chasis rodante al salón de Turín de 1965. El mandatario italiano pensó que sería una buena herramienta de marketing... y acertó, ya que el chasis P400 generó una expectación enorme. De hecho, muchos compradores se aventuraron a reservar el coche antes de que estuviera construido. 

Lamborghini Miura
Lamborghini Miura

Bertone fue el encargado de dar forma al diseño de esta increíble máquina, que se presentaría en el salón de Ginebra de 1966, bajo el nombre de 350 GTV. Sin embargo, este modelo se desarrolló en tan solo cuatro meses y, con las prisas, nadie verificó que había suficiente espacio en el chasis para albergar el propulsor V12... Así que Feruccio Lamborghini se vio obligado a añadir peso en el vano motor (dice la leyenda que con ladrillos), para que el coche se asentara de la misma forma que lo haría con el motor en su sitio... Por supuesto, se preocupó personalmente de que nadie abriera el capó durante el evento. 

Pese a todos estos contratiempos, este superdeportivo cautivó a la multitud, de modo que solo quedaba ponerle el nombre. Así que Feruccio Lamborghini, gran aficionado a los toros y amigo del ganadero Eduardo Miura, decidió llamarlo Lamborghini Miura. 

Lamborghini Miura en la nieve

Para muchos, el Lamborghini Miura es el primer supercoche de la historia. Estaba impulsado por un propulsor V12, de 3,9 litros, en posición central-trasera, con 350 CV... que fue incrementando su potencia hasta llegar a los 440 CV del P400 Jota de 1970. Incluso llego a fabricarse una unidad Roadster... que ha llegado hasta nuestros días. En 1973 terminó la producción de este superdeportivo, al que sustituyó el icónico Countach. 

Lamborghini, más información en Motor1.com:

Lamborghini Miura