Para los aficionados al mundo del automóvil y a la competición, el Porsche 917 no necesita presentación. Se trata del primer modelo de Porsche que ganó las 24 Horas de Le Mans, en el año 1970, y es considerado por muchos "el mejor coche de carreras de la historia".

El ejemplar concreto del que hoy hablamos, que saldrá a subasta a mediados de agosto en Monterey, California, a través del especialista RM Sotheby's, luce el dorsal 22, la mítica decoración Gulf Oil, y es uno de los tres 917KH que participaron en la mítica carrera de resistencia de 1970.

Galería: Porsche 917K de 1970

Se trata del Kurzheck (KH) o 'cola corta' que pilotaron David Hobbs y Mike Hailwood, y que tras 49 vueltas, cuando rodaba en tercera posición, se salió de la pista debido a la fuerte lluvia y al aquaplaning y hubo de abandonar la prueba. Otro de los 917K, el pilotado por Hans Hermann y Richard Attwood, se hizo con la victoria aquel año.

Tras la fatídica experiencia de este 917 en la famosa carrera francesa, el coche fue restaurado y 'rebautizado' con el dorsal 31 para participar en el Campeonato Europeo Interseries de 1972. En los años posteriores también disputó competiciones de resistencia, antes de pasar a formar parte de la exclusiva Colección Chandon, hasta 1988.

En dicha fecha, el coche fue adquirido por el coleccionista Mike Amalfitano, quien lo conservó hasta hace unos años, antes de pasar a su último propietario, que lo restauró por completo, sin reparar en gastos, devolviéndolo a la decoración Gulf y recuperando el esplendor original del motor de doce cilindros.

Su ligereza y sus prestaciones hizo que fuera un modelo muy competitivo en la época, gracias al bloque de doce cilindros opuestos, capaz de producir hasta 630 CV de potencia. El 917 despachaba el 0 a 200 km/h en 5,3 segundos y alcanzaba más de 362 km/h, si bien la variante de 'cola larga' rozaba los 400 km/h.

1970 Porsche 917K
1970 Porsche 917K

Este Porsche 917K se hizo famoso a nivel global en parte por culpa de Steve McQueen y de la película 'Le Mans', que en muchos sentidos era casi un documental, ya que utilizó imágenes originales de la carrera de 1970 y mostró el desafío entre el Porsche 917 y el Ferrari 512S.

El coche conducido por el actor estadounidense en las escenas de la película fue subastado en 2017 por nada menos que 11,5 millones de euros, un récord en la historia de Porsche, pero en este caso se estima un precio final de entre 13 y 15 millones de euros, nada menos.