Si te sobran 14 millones de euros, puedes hacerte con el Porsche 917K protagonista de la película Le Mans.

La casa de subastas Monterey Car Week suele ofrecer algunos de los automóviles más espectaculares en California. Este año, no será una excepción, como demuestra el hecho de que se pueda pujar por el Porsche 917K que apareció, en 1971, en la pelicula Le Mans, protagonizada por Steve McQueen.

Se trata de un coche clásico de competición con una historia fascinante. Primero compitió en Le Mans, en 1970, con los pilotos Brian Redman (piloto de pruebas de Porsche en la época) y Mike Hailwood al volante.

Poco después, la firma alemana vendió este Porsche 917K al piloto suizo Jo Siffert quien, a su vez, se lo ofreció en alquiler a la productora McQueen's Solar Productions, para su utilización durante el rodaje de Le Mans, película en la que aparece en varias escenas. 

Más noticias de Porsche:

Por desgracia, Jo Siffert no pudo disfrutar mucho más de su 917K, ya que falleció en un accidente, en 1971, mientras competía en la World Championship Victory Race, en Kent, Reino Unido. Este Porsche 917K condujo su procesión fúnebre. A continuación, cambió de propietario, para desaparecer en un garaje de París, en el que permaneció desde los años 70 hasta 2001.

La empresa de subastas Gooding & Company tenía previsto subastar esta unidad del 917K en 2014, pero finalmente, retiró el coche de su lista para enviarlo a Suiza, donde se ha restaurado por completo.

Ahora, los fanáticos de Porsche que dispongan de liquidez, tienen una segunda oportunidad para adquirirlo. La compañía espera que se venda por una cifra situada entre los 11,4 millones y los 14 millones de euros. Si, por ahora no te lo puedes permitir, te dejamos un vídeo con el que puedes consolarte viendo cómo rueda en pista.

Forma parte de algo grande