Si eres un amante de los deportes de invierno, un habitual de la nieve o simplemente tienes un negocio en la montaña, es muy probable que te encante el modelo que hoy te traemos. Se trata de una furgoneta muy especial, modelo MAN TGE 3.810 4x4, hermana de la Volkswagen Crafter.

Lo que hace única a esta furgoneta MAN TGE Combi es que está equipada con orugas en los cuatro extremos, lo que la convierte en un modelo todoterreno muy serio, sobre todo si tenemos que enfrentarnos a terrenos nevados.

Galería: MAN TGE 3.180 4x4 con orugas

Este proyecto lo ha llevado a cabo la sucursal de MAN Truck & Bus en Innsbruck, Austria, tomando como base una furgoneta convencional con tracción a las cuatro ruedas y motor turbodiésel 2.0 TDI, y recurriendo a un especialista para la transformación.

La compañía en cuestión, que desarrolla y fabrica kits de conversión para orugas, se llama TrackSystems, tiene su sede también en el Tirol austríaco y es quien se ha encargado de hacer que esta furgoneta pueda llegar prácticamente a cualquier sitio.

MAN TGE 3.180 4x4 con orugas

MAN asegura que su modelo resulta realmente conveniente en diferentes escenarios, como estaciones de esquí, y al tratarse de un TGE Combi, con capacidad para ocho personas, puede servir como una especie de minibús para transfers o transporte de pasajeros. La conversión también sirve para variantes de cabina doble o con plataforma trasera, a las que se les podría dar un uso diferente, quizá para carga de mercancía.

Una de las principales ventajas de este kit de conversión es que el proceso de instalación apenas lleva una hora, ya que el proceso es similar al de un cambio de ruedas, y no es necesario acudir a un taller especial, según TrackSystems. Se utiliza una placa adaptadora que se fija con los tornillos originales de las llantas, y una modificación para aumentar la altura en 3 centímetros.

MAN TGE 3.180 4x4 con orugas

El peso adicional del sistema de orugas, con respecto a las llantas y los neumáticos de serie, es de unos 300 kilogramos, y la anchura del vehículo aumenta hasta los 2,40 metros, aunque lo cierto es que el proceso es tan sencillo que podemos convertir la furgoneta para verano o invierno, según la temporada.

En cuanto a prestaciones, con las orugas se puede circular entre 25 y 50 km/h, y con la caja de cambios automática de ocho velocidades, el sistema suele moverse entre primera y tercera velocidad, por lo que suponemos que el consumo será bastante más elevado, y las orugas se frenan mediante el equipo de frenos de serie, por lo que en este aspecto no hay que realizar ningún ajuste. En cualquier caso, con estas orugas no se puede circular por carretera.