Ya estamos deseando ver también una variante V12.

Hace ya más de un año que conocimos en persona el Aston Martin DBX, el primer SUV de Gaydon, y se anunció un precio de partida de alrededor de 210.000 euros en España. Después, en verano, descubrimos que el fabricante británico estaba preparando también una variante con carrocería coupé y otra de siete plazas.

Ahora hemos sabido, gracias a las declaraciones a la revista inglesa Autocar del máximo responsable de la marca, Tobias Moers, que Aston Martin tiene intención de lanzar tres nuevas versiones del DBX, incluido un híbrido enchufable. También ha aprovechado para confirmar que el hiperdeportivo Valhalla se lanzará al mercado en la segunda mitad de 2023.

Galería: Aston Martin DBX 2020

Este DBX con tecnología PHEV se hará esperar, no obstante, ya que su lanzamiento podría darse en 2024, dentro de tres años. En todo caso, se dice que, gracias a la hibridación, podría convertirse en unos de los SUV más potentes del mercado. 

De momento, el Aston Martin DBX ofrece una única motorización, que Moers conoce bien, ya que se trata del bloque V8 biturbo de 4,0 litros de Mercedes-AMG (recordemos que durante años Moers fue el CEO de AMG), en este caso con 550 CV de potencia y un par motor máximo de 700 Nm.

Aston Martin DBX Bowmore Edition by Q

El futuro híbrido enchufable podría recurrir también a tecnología del gigante alemán, en concreto al sistema PHEV que estrenarán los nuevos modelos 63e y 73e de la firma de Affalterbach.

Este sistema combina el mismo 4,0 litros V8 biturbo de AMG que utiliza el DBX, con un potente motor eléctrico, para obtener una potencia total de alrededor de 700 CV. En el caso de que Aston Martin quisiera ir un paso más allá, una unidad eléctrica más potente podría llevar esta cifra hasta los 800 CV.

Aston Martin DBX Bowmore Edition by Q

Las otras dos versiones que también están en camino no se han confirmado todavía, pero cabe la posibilidad de que se trate de un V6 híbrido y un V12 convencional, este último sin apoyo eléctrico, que podría recibir el apellido AMR, como tope de gama de la familia DBX.

En caso de hacerse realidad, el Aston Martin DBX con motor V12 se convertiría en el tercer SUV con motor de doce cilindros del mercado, tras otros dos productos británicos de lujo: el Rolls-Royce Cullinan y el Bentley Bentayga W12.