Este raro y exclusivo Aston Martin Vantage Le Mans V600 está buscando un nuevo propietario. Si estás interesado, solo tienes que conectarte, el próximo 13 de febrero, a la subasta en línea de RM Sotheby's y tener preparada una buena cantidad de dinero. No existe una estimación previa, pero estamos seguros de que este clásico moderno exigirá desembolsar un 'buen fajo' de billetes.

La edición especial del Vantage fue concebida en 1999 para celebrar el 40º aniversario de la victoria de la marca en las 24 Horas de Le Mans. Solo se fabricaron 40 ejemplares y la primera presentación pública tuvo lugar en el salón de Ginebra de ese mismo año.

Dicho de otra forma, el Vantage Le Mans no era un simple Aston Martin más, con un color y un acabado especiales, sino que se trataba de un modelo único, al alcance de unos pocos privilegiados.

Galería: Aston Martin Vantage Le Mans V600

El Aston Martin que se va a subastar es el número 32/40 y luce un agresivo frontal con un splitter y amplias tomas de aire para mejorar la carga aerodinámica y la refrigeración del motor. La inscripción 'Le Mans' se deja ver en la zaga y el tapón de combustible rinde homenaje al del DBR1, el coche que ganó la carrera de resistencia en 1959.

En el habitáculo, el tratamiento deportivo también está presente con una tapicería de cuero rojo y molduras de aluminio, incluido el pomo de la palanca de cambios. Igualmente, hay algunos detalles de Alcantara para acentuar la sensación de lujo.

La propuesta mecánica está representada por un bloque 5.3 V8, que desarrolla unos impresionantes 612 CV y 820 Nm de par motor, impulsando al Vantage, de 0 a 100 km/h, en solo 3,9 segundos.

En la actualidad, estamos acostumbrados a escuchar cifras mucho más impresionantes (por ejemplo, los 1.500 CV del Bugatti Chiron o los 760 CV del Shelby GT500), pero en su época eran valores increíbles. Solo hay que tener en cuenta que el McLaren F1, uno de los coches más rápidos y potentes de aquellos años, entregaba unos 680 CV de potencia.

Aston Martin Vantage Le Mans V600

El Vantage Le Mans también incluye el paquete Driving Dynamics, con suspensión y frenos mejorados y llantas de aleación de magnesio Dymag, para reducir el peso total del conjunto. Todo inspirado en la competición, como no podía ser menos.

Al igual que sucede con otros modelos exclusivos que se subastan, el anterior propietario del Vantage Le Mans no es una persona corriente. El superdeportivo clásico fue vendido nuevo a Shabib bin Talmur Al Said, miembro de la familia real omaní, que lo guardó en su museo privado de los Alpes suizos.

Aston Martin Vantage Le Mans V600

En 2012, el Vantage volvió a la fábrica, donde fue repintado en Gris Penine, el color original del coche. El interior se actualizó con una tapicería de color Rojo Pimienta y detalles en Gris Oscuro para crear la combinación adecuada con la carrocería.

Aston Martin Vantage Le Mans V600

A lo largo de estos años, el coche ha recibido una transmisión automática, pero existe la opción de recuperar la configuración original, con una caja de cambios manual ZF de seis velocidades. El Aston Martin ha recorrido poco más de 17.000 kilómetros en su vida y recientemente ha recibido una serie de revisiones mecánicas para asegurar su óptimo funcionamiento.

Fuente: Motor1.com Italia