Las entregas arrancarán a lo largo de este año.

A finales del año 2016, la división de competición de Audi lanzó un modelo de acceso a su gama carreras-cliente, el Audi RS 3 LMS de primera generación, basado precisamente en el RS 3 Sedán y, por entonces, enfocado principalmente al TCR International Series.

En total se vendieron 180 ejemplares del modelo de competición, y en apenas cuatro años, el Audi RS 3 LMS consiguió 764 podios en 1.051 carreras, incluidas 279 victorias, además del premio al TCR del año en 2018, por ejemplo.

Galería: Audi RS 3 LMS (2021)

Ahora, el fabricante alemán presenta el nuevo Audi RS 3 LMS 2021, con muchas mejoras a nivel mecánico y tecnológico, que estará a la venta en los próximos meses y llegará a los clientes a lo largo de este año. De momento, el coche está pasando todas las pruebas y evaluaciones necesarias para asegurar su fiabilidad.

A nivel de diseño, este RS 3 LMS toma como base la nueva generación del Audi A3, presentada el año pasado. El coche mostrado por la marca luce una decoración con los colores de guerra de Audi Sport, además de una gran parrilla delantera, un escape montado en posición central o un enorme alerón trasero fijo.

Audi RS 3 LMS (2021)
Audi RS 3 LMS (2021)
Audi RS 3 LMS (2021)

El corazón del modelo sigue siendo un bloque turboalimentado de cuatro cilindros y 2,0 litros, en concreto una evolución del bloque EA888 que, en este caso, ofrece una potencia de 340 CV a 6.250 rpm y un par motor máximo de 420 Nm desde 2.500 vueltas.

El propulsor de gasolina se combina con una caja de cambios secuencial de competición, de seis velocidades, que envía la fuerza al eje delantero, a través de un diferencial autoblocante. También hay cambios en la suspensión, con un nuevo diseño McPherson en el tren delantero y un eje posterior de cuatro brazos.

Audi RS 3 LMS (2021)

Según Audi, el RS 3 LMS ofrece una dotación de seguridad más amplia que la de cualquier otro competidor del TCR, e incluye de serie más elementos de los que otros rivales disponen de manera opcional.

Entre ellos destacan la jaula antivuelco fabricada con tubos de acero, el arnés de seis puntos, robustos asientos tipo baquet, un sistema de extinción de incendios y, opcionalmente, unas mallas o redes que protegen el asiento, entre otras cosas.