Desde el lanzamiento del motor 1.5 TSI del Grupo Volkswagen, estrenado primero en el Volkswagen Golf de 2017, muchos son los modelos que lo han ido incorporando con el paso del tiempo y, de hecho, hoy en día podemos encontrarlo en infinidad de automóviles de las diferentes marcas del grupo.

De hecho, este bloque de 1.498 cm³ está disponible tanto en coches de corte urbano como en compactos, berlinas e incluso SUV. En todo caso, para aquellos clientes que quieran un poco más de potencia, el especialista alemán ABT Sportsline tiene la solución.

Galería: ABT Sportsline VAG 1.5 TSI

Esta conocida firma, especializada precisamente en modificaciones para modelos del Grupo Volkswagen, presenta una interesante mejora para el 1.5 TSI, que según el caso, de serie, ofrece entre 130 y 150 CV de potencia.

Gracias a ABT, este omnipresente bloque pasa de 150 a 190 CV, aumentando también el par motor máximo de 250 a 290 Nm, y lo mejor de todo es que esta ganancia de 40 CV tiene un precio bastante asequible.

ABT Sportsline VAG 1.5 TSI

ABT Sportsline ha anunciado una oferta de 999 euros para el módulo electrónico ABT Engine Control, capaz de elevar la potencia del propulsor TSI, aunque a partir de mediados de año, la tarifa normal será de 1.249 euros.

Según la compañía, este módulo está diseñado para preservar el motor, a pesar del aumento de potencia, y de hecho la cifra máxima solo está disponible una vez el bloque ha alcanzado la temperatura óptima. Además, el aumento del par motor facilita la circulación en marchas más largas, por lo que el consumo de combustible puede ser incluso menor.

ABT Sportsline VAG 1.5 TSI

Entre los modelos que equipan esta motorización, destacan el Volkswagen Golf, el Audi A3 Sportback, el SEAT León o el Skoda Octavia, pero son decenas de automóviles del grupo alemán los que lo montan.

En Volkswagen lo equipan Golf, Polo, Passat, T-Cross, Arteon, Tiguan, T-Roc o Touran, mientras que en SEAT lo encontramos en León, Ateca, Arona, Ibiza y Tarraco. En Skoda está presente en Octavia, Superb, Karoq, Kodiaq y Scala, y Audi lo ofrece para los A1, A3 Sportback, Q2 y Q3.