El preparador no solo ha modificado la estética del SUV, sino que además ha potenciado el motor V8.

Los especialistas en mejorar y potenciar vehículos tienen en el Audi RS Q8 uno de sus modelos fetiche. Compañías como Lumma Design y Manhart lo han preparado a conciencia y ahora le llega el turno a ABT Sportsline.

El resultado es un SUV muy poco discreto. Más bien al contrario, está pensado para aquellos conductores a los que les encanta recibir miradas a su paso. Se llama RSQ8-R y supone la continuación de los RS6-R y RS7-R presentados hace unos meses.

Galería: Audi RSQ8-R de ABT

Estos trabajos celebran el 125 aniversario de la empresa con sede en Kempten. Por supuesto, el RSQ8-R no se conforma con los 600 CV y 800 Nm que genera de serie el motor 4.0 V8 biturbo, de ahí que alcance nada menos que 740 CV y 920 Nm de par máximo.

Con este incremento del rendimiento mecánico, el todocamino germano anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 3,4 segundos, cuatro décimas de segundo menos que el modelo de serie. Además, la velocidad máxima puede aumentarse a 315 km/h si el cliente así lo solicita.

Como puedes ver en las fotos adjuntas, ABT Sportsline ha instalado un paquete aerodinámico de fibra de carbono en acabado brillante. En esencia, está conformado por un splitter delantero, carcasas de los retrovisores, faldones laterales y un alerón trasero. La guinda al pastel la pone el nuevo juego de llantas de aleación de 23 pulgadas. 

Los ingenieros también han añadido un sistema de escape de acero inoxidable con cuatro salidas de 102 milímetros de diámetro cada una, para que el sonido sea aún más atronador.

Dentro, hay algunos artículos del catálogo de ABT Sportsline, incluyendo un volante, un pomo del cambio y un botón específico de arranque y parada del motor. También viene instalada la inscripción '1 de 125' en cada modelo.

El preparador alemán no informa del precio de este SUV vitaminado. Tienes que configurarlo en su web y, tras introducir tus datos personales, podrás saber a cuánto asciende este modelo tan llamativo. Pero para que empieces a calcular, no está mal saber que el RS Q8 de serie cuesta 160.310 euros.