Nada menos que 740 CV para llevar a la familia.

Con el nuevo RS 6 Avant, Audi ha logrado, una vez más, una combinación perfecta entre un vehículo familiar y un modelo de altas prestaciones. En la nueva entrega, hay que destacar el sistema de dirección a las cuatro ruedas (las traseras son también directrices), dentro del equipamiento opcional.

ABT Sportsline toma esta excelente base para perfeccionar el coche y crear el RS6-R, una serie limitada a 125 unidades, con las mismas cualidades que el RS7-R que conocimos la semana pasada.

Galería: ABT Audi RS6-R

Por supuesto, la principal mejora reside en el kit Power-R, con el que la conocida mecánica 4.0 V8, biturbo, pasa de 600 a 740 CV. Igualmente, el par motor se incrementa de 800 a 920 Nm.  

Pero el ABT RS6-R, como modelo especial, también requiere de mejoras estéticas. La compañía con sede en Kempten ha desarrollado accesorios aerodinámicos de fibra de carbono, que logran aumentar el impacto visual del conjunto. El paquete incluye splitter delantero, faldones laterales y las salidas de refrigeración en los pasos de rueda.

En la parte trasera, un sistema de escape de acero inoxidable, con cuatro colas en carbono, enfatiza el carácter deportivo del coche. Esa misma función tienen las llantas aligeradas de 22 pulgadas ABT High Performance HR22. 

Para el interior, ABT proporciona diez componentes exclusivos. Por ejemplo, un volante en carbono y tejido Alcantara, así como la inscripción 1 de 125 en los umbrales de las puertas.

ABT Audi RS6-R

El Audi RS 6 Avant siempre ha recibido elogios por su excelente dinamismo, pero ABT ha querido dar un punto más picante al vehículo, instalando muelles y barras estabilizadoras específicas. 

Como en el caso del ABT RS7-R, todo este paquete de mejoras tiene un precio de 69.900 euros, más el coste de vehículo. Si se solicita a ABT el coche, el cliente debe abonar 205.900 euros, por lo que es casi 5.000 euros más barato que el RS7-R. 

Galería: ABT Audi RS6-R