Los turbocompresores de mayor tamaño aumentan la potencia del todocamino deportivo alemán.

El Audi RS Q8 2020 es el SUV más rápido y potente de la firma de los cuatro aros, pero eso no es suficiente para los preparadores más exclusivos. Siempre se centran en encontrar las mejores formas para aumentar la potencia o el atractivo estético del vehículo, como demuestra el último trabajo de Manhart.

Después de que otro preparador como ABT estrenase recientemente su interpretación del Audi SQ8, ahora, le llega el turno a Manhart para mostrar el lado más salvaje del 'primo' del Lamborghini Urus.

Galería: Audi RS Q8 by Manhart

Sabemos que el preparador alemán ha anunciado que fabricará una tirada limitada del Audi RS Q8 de solo diez ejemplares, con un precio unitario de 280.000 euros, bajo la denominación RQ 900.

El kit de modificación incluye un módulo de carrocería ensanchado, además de un capó con tomas de ventilación, construido en fibra de carbono, el mismo material ligero que se utiliza en el splitter delantero, los faldones laterales, los aletines de los pasos de rueda y el difusor trasero.

También son novedad el juego de llantas de aleación de 23 pulgadas, con un diseño de doble rayo, así como un sistema de escape específico, con configuración cuádruple, que sustituye al de serie. Manhart también ha modificado la suspensión, rebajando la altura del vehículo respecto al suelo en 30 milímetros.

Audi RS Q8 by Manhart

En el interior, la tapicería original puede ser reemplazada por otra de cuero y de tejido Alcantara propuesta por el propio preparador, mientras que las alfombrillas personalizadas y los detalles dorados del salpicadero, la consola central y los paneles de las puertas completan las modificaciones.

Audi RS Q8 by Manhart

Obviamente, como apuntábamos al comienzo, los mayores cambios se han llevado a cabo debajo del capó. El bloque 4.0 V8, biturbo, ya no desarrolla los 600 CV y 800 Nm de par motor, que anuncia el Audi RS Q8 de serie.

Ahora, el torrente de energía crece hasta los 900 CV y 1.080 Nm, gracias a dos turbocompresores más grandes, amén de otras modificaciones mecánicas. Manhart también ha mejorado la transmisión automática con convertidor de par tiptronic, de ocho velocidades, así como el sistema de tracción integral quattro.

Audi RS Q8 by Manhart

Aunque el preparador no confirma nada sobre las prestaciones del RQ 900, tenemos que advertirte que el Audi RS Q8, de serie, completa la maniobra de aceleración, de 0 a 100 km/h, en solo 3,8 segundos y que necesita 13,7 segundos para llegar a 200 km/h. De igual forma, la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 305 km/h, en el mejor de los casos.

Audi RS Q8 by Manhart

No obstante, gracias al aumento de potencia, suponemos que todos estos registros serán bastante mejores... ahí es nada.