Las mejoras mecánicas, como un nuevo turbocompresor, elevan el umbral deportivo del compacto alemán.

Se ha escrito mucho sobre la intención de Volkswagen por fabricar un futuro Golf R, con niveles de potencia nunca vistos antes en la casa de Wolfsburgo. Se especulaba con proyectos denominados R400 y R420, pero la crisis de las emisiones obligó a guardar estos planes en un cajón.

En la octava generación del Golf, el GTI anuncia 245 CV, pero esperamos la inminente llegada de un nuevo Golf GTI TCR, con 300 CV, que se aproximaría peligrosamente a la versión R. Algo que no preocupa a los chicos de Manhart y su RS450, con 450 CV de potencia.

Galería: Manhart RS450 basado en Volkswagen Golf R

Los últimos informes sobre Volkswagen apuntan a que el futuro Golf R ofrecerá una potencia de 333 CV, pero mientras eso sucede, de momento, la única alternativa es recurrir al preparador Manhart, que es el único que dispone de un Golf R a la altura de lo esperado.

En términos estéticos, el Manhart RS450 luce un aspecto bastante 'calmado' para lo que podíamos esperar inicialmente. Excepto por el splitter del paragolpes delantero, las llantas de aleación personalizadas, los amortiguadores específicos H&R y los sutiles elementos decorativos de la carrocería, el Manhart RS450 tiene prácticamente el mismo aspecto que un Golf R de serie.

Manhart RS450 basado en  Volkswagen Golf R

El verdadero secreto está debajo del capó, donde el motor de gasolina 2.0 TSI, de cuatro cilindros, ahora dispone de un turbocompresor más grande y una toma de admisión construida en fibra de carbono.

Manhart RS450 basado en  Volkswagen Golf R

Pero pasemos al apartado mecánico, donde nos encontramos con una profunda revisión de la centralita electrónica, principal responsable del aumento de potencia conseguida por Manhart, que extrae 450 CV y 500 Nm de par motor al conocido bloque tetracilíndrico alemán.

Manhart RS450 basado en  Volkswagen Golf R

El preparador también ha modificado el sistema de escape, para adoptar un nuevo silencioso, junto con las colas de escape. Así las cosas, aunque no es el Golf R, con motor de cinco cilindros que VW quería hacer antes de la crisis, el trabajo del preparador debería ofrecer un significativo aumento en el rendimiento y las prestaciones, si las comparamos con el vehículo de serie.

Manhart RS450 basado en  Volkswagen Golf R

Antes de concluir, según muestra el adhesivo que porta en el pilar C, solo se fabricarán diez unidades del Manhart RS450, todas asociadas a la transmisión automática de doble embrague DSG, con siete velocidades. Suponemos que ya se te habrá pasado por la cabeza, pero es innegable que este Golf R se convierte en un duro adversario para rivales de la categoría del Audi RS 3 Sportback y del Mercedes-AMG A 45 S. Bienvenido al club.

Fuente: Manhart