La empresa alemana ha presentado, en el CES 2021 de Las Vegas, nueva tecnología para el coche del futuro.

La tecnología aplicada al mundo del automóvil, como la inteligencia artificial, está cada vez más de actualidad. Gracias a ella, los vehículos son cada vez más seguros y en este campo, Bosch es una de las empresas que más esfuerzos realizan en el desarrollo de nuevos dispositivos, capaces de conducir de forma autónoma, por la Luna.

El CES 2021, celebrado en Las Vegas, aunque en esta edición de forma virtual, ha sido el escaparate perfecto para que el gigante tecnológico alemán haya dado a conocer sus últimos avances. Tecnología aplicable al presente de los vehículos, así como para su futuro inmediato.

Galería: Bosch en el CES 2021

En palabras de Michael Bolle, CTO del gigante alemán, el enfoque de Bosch pasa por hacer que la máquinas conozcan el mundo exterior. Y el mejor ejemplo se aplica al mundo de los coches. Por lo tanto, con el sistema de frenado de emergencia, la inteligencia artificial no le dice "meramente" al hardware y al software del vehículo lo que el ser humano está haciendo (por ejemplo, un ciclista que aparece de repente en un cruce), sino que la tecnología entiende lo que está sucediendo.

De esta manera, Bosch espera optimizar las respuestas de todos los sistemas, para evitar accidentes y mejorar cada aspecto de la vida de las personas. Este enfoque se denomina AIoT, acrónimo que mezcla la Inteligencia Artificial con el Internet de las Cosas, que es el conjunto de tecnologías que permite conectar todo tipo de objetos a la red.

Bosch ordenador automático

Y para asegurar que esta tecnología funcione de manera óptima, Bosch ha creado un código de ética para la inteligencia artificial, de manera que la máquina pueda decidir qué es lo mejor en caso de duda.

Por supuesto, los escenarios que se abren son variados y han sido estudiados por muchos técnicos, así como por la intervención de organismos específicos como la Máquina Moral del MiT.

Bosch lunar rover

Exploración lunar

Pero la inteligencia artificial no solo pretende aplicarse en los vehículos terrestres. Bosch acaba de anunciar una colaboración con Astrobotic, WiBotic y la Universidad de Washington para crear vehículos lunares especiales, guiados por ordenadores inteligentes, con el fin de explorar la superficie de la Luna.

La gran prueba para estos vehículos será enfrentarse a los obstáculos que se encuentren en el terreno, sin recurrir a tecnología GPS, simplemente guiados mediante cerebros electrónicos capaces de tomar decisiones instantáneas, en función de la situación a la que se enfrenten.

Bosch chip automático

Vehículos de reducido tamaño, que necesitarán recargar sus baterías de forma inalámbrica, de una forma distinta a lo habitual, como hemos podido ver en otros vehículos de estas características, como los Spirit y Opportunity, que han recorrido la superficie de Marte, alimentados por placas solares.

Este sistema de recarga inalámbrico representa 'El Dorado' para muchos fabricantes de automóviles y sus futuros modelos EV. Este proyecto de exploración lunar podría ser el pistoletazo de salida para la movilidad cero emisiones en la Tierra. Los primeros prototipos podrían ver la luz en 2023.

Cámaras Bosch

Inteligencia artificial saludable

Otro avance presentado por Bosch ha sido en materia en salud. La lucha contra el coronavirus ha llevado a la compañía germana a desarrollar máquinas de pruebas rápidas (la respuesta al test está disponible en unos 30 minutos) y cámaras capaces de detectar diferentes parámetros como la temperatura corporal, para evitar situaciones peligrosas de contagio masivo.