El propietario tiene intención de competir con él.

La compañía americana Singer Vehicle Design nos tiene acostumbrados a sus habituales y preciosos restomod, basados en Porsche 911 clásicos, pero en esta ocasión la firma ha dado una vuelta a su receta convencional, con el llamado All-Terrain Competition Study.

Este vehículo único, creado para un cliente particular, es todo un guiño a los míticos Porsche 953 y 959 del rally París-Dakar. De hecho, el nuevo dueño tiene intención de competir con este coche en carreras y eventos todoterreno.

Galería: Singer All-Terrain Competition Study Porsche 911 Safari

El frontal resulta llamativo, sobre todo por las extrañas protuberancias del paragolpes delantero, que parecen guardabarros, aunque su ubicación resulta poco habitual. La zaga luce un spoiler al estilo del 959, guardabarros, un gran difusor y dos salidas de escape centrales, por ejemplo.

Los enormes pasos de rueda esconden llantas forjadas de 16 pulgadas, calzadas además con neumáticos BF Goodrich todoterreno, y destacan también las taloneras, que llevan la inscripción Porsche que equipan muchos coches de carreras de la compañía de Stuttgart.

Singer All-Terrain Competition Study Porsche 911 Safari
Singer All-Terrain Competition Study Porsche 911 Safari
Singer All-Terrain Competition Study Porsche 911 Safari

El habitáculo también es de lo más interesante, al más puro estilo de carreras. Encontramos un llamativo volante de tres radios, forrado en Alcantara y equipado con levas de carbono, asientos tipo baquet, una palanca de cambios que parece secuencial y un gigantesco tirador vertical para el freno de mano hidráulico, como en los coches de rally.

En el lado del copiloto, además, el salpicadero integra una enorme pantalla al estilo tablet, que sirve para la navegación en pruebas off-road. Por supuesto, el interior cuenta con una jaula antivuelco integrada, pintada de color rojo, a juego con el resto de detalles.

Singer All-Terrain Competition Study Porsche 911 Safari
Singer All-Terrain Competition Study Porsche 911 Safari
Singer All-Terrain Competition Study Porsche 911 Safari

El corazón del modelo es un motor bóxer biturbo de seis cilindros, de 3,6 litros y refrigerado por aire, que ofrece una potencia de 456 CV y se combina con una transmisión secuencial de cinco velocidades y con un sistema de tracción permanente a las cuatro ruedas.

La suspensión goza de amortiguadores ajustables en ambos ejes, y en el diseño y desarrollo del modelo ha intervenido el especialista británico Tuthill Porsche. Lo mejor de todo es que no se trata de un one-off como tal, ya que el comprador también ha encargado una versión pensada para competiciones sobre asfalto y, además, ha dado permiso a Singer para fabricar más si alguien más está interesado en una bestia como esta.