Y además es apto para circular por carretera.

Para muchos, el Porsche Carrera GT es uno de los últimos supercoches realmente 'analógicos', de la vieja escuela, y sin duda es uno de los modelos de calle con el sonido más espectacular, gracias a la musicalidad de su tremendo motor V10 atmosférico.

Hoy os traemos uno de los 1.270 ejemplares fabricados por la firma de Zuffenhausen, aunque se trata de una unidad muy particular, ya que ha sufrido importantes modificaciones para convertirse en un coche de circuito.

Galería: Porsche Carrera GT-R a la venta

No se trata de un coche de carreras transformado por la propia compañía alemana, sino de un trabajo de una compañía externa, concretamente GPR Racing, aunque el coche sigue pudiendo circular legalmente en carretera abierta.

Denominado Porsche Carrera GT-R, el coche fue matriculado originalmente en 2005, por parte de un propietario afincado en Bélgica, que se gastó 220.000 euros adicionales en la preparación para circuito.

Porsche Carrera GT-R a la venta
Porsche Carrera GT-R a la venta
Porsche Carrera GT-R a la venta

Entre las modificaciones destacan frenos AP Racing, una nueva centralita electrónica Motec, llantas BBS de magnesio, un embrague de altas prestaciones, un aligeramiento del interior o un sistema neumático para levantar el coche, como los que utilizan los coches de competición.

Tratándose de un modelo enfocado a un uso en pista, el habitáculo incorpora una jaula antivuelco, además de una pedalera específica o un sistema automático de extinción de incendios, por ejemplo.

Porsche Carrera GT-R a la venta
Porsche Carrera GT-R a la venta
Porsche Carrera GT-R a la venta

El dueño tenía intención de participar con este Carrera GT-R en el mundial de resistencia (WEC), pero nunca llegó a hacerlo debido a la normativa de la FIA. En cierto modo, el coche tuvo la misma suerte que el "9R3" de LMP2000 desarrollado en 1998 por Porsche para Le Mans, que nunca llegó al circuito de La Sarthe pero acabo convirtiéndose en el Carrera GT de calle que hoy conocemos. 

Según el anuncio, el 5,7 litros V10 de este GT-R que está en venta ofrece algo más de 650 CV de potencia, en lugar de los 612 CV del modelo de serie, y cabe destacar que apenas tiene 2.000 kilómetros en el marcador. ¿El precio? Nada menos que 849.000 euros.