Esto es lealtad y lo demás son tonterías. Por cierto, la última adquisición ha sido un 718 Spyder.

Ottocar J., un vienés de 80 años, ama a Porsche. Compró el primero de ellos en 1972, un 911 E en color Speed Yellow, y desde entonces, su garaje se ha llenado de modelos de la marca alemana. Ha adquirido tantos que tuvo que construir una nave para albergar su amplia colección.

Ahora mismo, Ottocar puede presumir de poseer nada menos que 80 Porsche, una cifra simplemente brutal. El último que ha llegado ha sido un flamante 718 Spyder, el Boxster más exclusivo de la gama, dotado de un motor bóxer atmosférico, con 4,0 litros y seis cilindros, que entrega 420 CV.

Galería: Hombre de 80 años compra su octogésimo Porsche

Pintado en color Miami Blue, lo pudo recoger personalmente en la fábrica de Porsche en Zuffenhausen. Es más, la compañía le permitió ser uno de los primeros clientes que colocan el escudo de la marca en el capó del coche.

El primer coche que recibió Ottocar en persona fue un 911 Carrera 3.0 en el año 1977. Pero, ¿por qué ese deseo por la firma germana? Él solo sabe explicar que su amor creció siendo piloto de carreras aficionado. 

Hombre de 80 años compra su octogésimo Porsche
Hombre de 80 años compra su octogésimo Porsche

Su colección comprende alrededor de 38 modelos diferentes de Porsche, incluyendo varias unidades de carreras, como el Porsche 917, el 910 con el raro motor de ocho cilindros, el 956, el 904 y el 964 Cup.

A lo largo de los años, ha poseído nueve versiones del Carrera RS. Según Ottocar, "puedo conducir un Porsche diferente cada día durante un mes... y dos los fines de semana". Habitualmente, usa nueve ejemplares, incluyendo un 911 R y un 911 Speedster (991).

Sin embargo, cuando le insistimos en que diga su coche favorito, no suelta prenda. Tan solo dice que a menudo elige su Boxster Spyder (981) para conducir. 

Si te fijas en las fotos adjuntas, la nave donde guarda los coches está decorada con total exquisitez. Incluso tiene un proyector de cine que muestra la película Le Mans, protagonizada por Steve McQueen. Carteles, trofeos y carteles publicitarios personalizan este espacio.

A pesar de su edad, Ottocar no tiene planes de acomodarse en casa. Incluso está planeando viajar por la Panamericana en un Cayenne. "Cuando tienes 80 años, ya no piensas tanto en el pasado, sino más bien en el futuro. Esperas con ansias las cosas que están por venir", asegura. Por cierto, ¿cuánto podría costar su colección de vehículos? Yo es que me pierdo con tantos ceros...