El nuevo supercoche, que se llamará Freedom, promete más de 1.900 CV y 418 km/h de velocidad máxima.

El negocio de los hipercoches parece estar en auge, porque tenemos la impresión de que cada dos semanas se anuncia un nuevo vehículo de máximas prestaciones. Por ejemplo, el que protagoniza este artículo, de la marca Elation Hypercars, con sede en el norte de California. Su primer producto se llama Freedom y renuncia al motor de combustión para adoptar un tren de potencia totalmente eléctrico.

De momento, podemos conocer el concept car de este vehículo tan especial, que curiosamente no se llama como el modelo de producción, sino Dogo 001, en honor a la raza argentina de perro. El objetivo es crear un coche para competir contra el Lotus Evija, el Rimac C_Two y el Pininfarina Battista. Casi nada...

Galería: Prototipo Elation Dogo 001

Para acelerar el proceso, Elation dice que este prototipo será totalmente funcional. Y el modelo de serie se verá en el salón de Ginebra de 2022, según ha prometido el fabricante norteamericano. Mientras tanto, el próximo año comenzarán las pruebas estáticas y dinámicas del Dogo 001. Una vez que esté listo para la producción, se empezarán a ensamblar las 25 unidades previstas, cada una con más de 4.000 horas de trabajo artesanal.

La variante de tres motores producirá casi 1.450 CV y 1.440 Nm de par, mientras que la opción con cuatro mecánicas llegará a la friolera de 1.930 CV, una 'caballería' con el que el Freedom acelerará de 0 a 100 en tan solo 1,8 segundos y alcanzará una velocidad máxima de 418 km/h, limitada electrónicamente. 

Ambas versiones tendrán tracción a las cuatro ruedas y una caja de cambios de dos velocidades. La alimentación de los motores eléctricos correrá a cargo de una gran batería de 100 kWh, de serie, u otra opcional de 120 kWh, con hasta alrededor de 644 kilómetros de autonomía entre cargas.

Aquellos que deseen un coche 'a la antigua', Elation Hypercars está diseñando un modelo específico con un motor 5.2 V10 atmosférico (a que te suena del Audi R8 y el 'Lambo' Huracán, ¿verdad?), con 760 CV. Esta mecánica trabaja junto a un cambio de doble embrague y siete velocidades, que por supuesto es el S tronic de la marca de los cuatro aros, y a un sistema de tracción total. 

Las prestaciones que firmará este superdeportivo de combustión serán una velocidad punta de 386 km/h, también limitada, y una aceleración de 0 a 100 en tan solo 2,5 segundos. Tampoco suena nada mal... (lo de 'suena' lleva doble sentido).

Curiosamente, el modelo V10 costará más caro, unos 2,3 millones de dólares, mientras que el hiperdeportivo eléctrico estará unos 300.000 dólares por debajo. Todo parece muy emocionante, pero la experiencia nos ha enseñado a ser cautelosos cuando una startup anuncia que está intentando ser el próximo Pagani o Koenigsegg...