El más potente puede no ser el más rápido...

El Volkswagen Golf GTI vuelve al mercado para seguir siendo el compacto deportivo más equilibrado. En contra, la competencia es feroz, así que el modelo alemán tiene un duro reto si quiere encabezar este segmento tan competido.

En este vídeo, lo podemos ver en una carrera de aceleración frente al Ford Focus ST y al nuevo Skoda Octavia RS, una berlina estructuralmente semejante al propio Golf. 

Galería: Prueba Volkswagen Golf GTI

Antes de descubrir el resultado final, vamos a mostrar los principales datos de las fichas técnicas de cada contendiente. El Golf GTI se impulsa con el archiconocido motor turbo 2.0 TSI, de cuatro cilindros, que entrega 245 CV y 370 Nm. La tracción es delantera y viene de serie con la transmisión automática de doble embrague DSG, de siete marchas. 

Como decíamos antes, el Octavia es un clon técnico del modelo de Wolfsburgo, mientras que el Ford Focus ST, también con un solo eje motriz, emplea el motor 2.3 EcoBoost, igualmente de cuatro cilindros, que desarrolla 280 CV y 420 Nm.

En este caso, además de una transmisión automática con convertidor de par, de siete marchas, el representante estadounidense también se comercializa con una caja manual de seis velocidades, que brinda la función punta-tacón de forma automática en reducciones. Pero aquí hablamos de acelerar al máximo... 

Hay que tener en cuenta que el Ford Focus ST no dispone de Launch Control (control de arrancada) en la versión automática. Sin embargo, en la grabación podrás ver que no sale nada mal desde parado. 

Si estás dudando entre estos tres coches deportivos, sus precios podrían ser una variable clave. El Skoda Octavia RS cuesta 34.080 euros, el Volkswagen Golf GTI asciende a 42.290 euros, mientras que el Ford Focus ST parte de 32.068 euros, con caja manual. ¿Cuál te convence más?

Galería: Primera prueba Ford Focus ST 2019

Quizá el resultado del vídeo sea determinante para ti a la hora de decantarte por uno, así que no te entretenemos más, dale al play y disfruta de esta carrera de aceleración. ¡Gas a fondo!