El compacto deportivo de la marca del óvalo demuestra su potencial, justo antes de su presentación oficial.

Cuando estamos a punto de asistir a la presentación oficial del nuevo Ford Focus ST 2019, la firma del óvalo sigue dosificando la información disponible sobre su compacto deportivo. Con el  Volkswagen Golf GTI en el punto de mira, el vehículo estadounidense solo necesita 5,7 segundos, para acelerar de 0 a 100 km/h, es decir, 0,8 segundos menos que el modelo al que reemplaza.

En el vídeo que acompaña a esta noticia aparece ese tiempo, si bien, hablamos de un Focus ST de preproducción, en un circuito cerrado al tráfico, conducido por un piloto profesional y con el control de arrancada activado.

Galería: Ford Focus ST 2019

Para aquellos cabezas de familia que estéis pensando en este modelo, debéis saber que existe el Ford Focus ST SportBreak, que solo necesita 5,8 segundos para alcanzar los 100 km/h desde parado.

Además, Ford también vende versiones equipadas con motor turbodiésel para ambas carrocerías, aunque son significativamente más lentas, con 7,6 segundos para la variante de cinco puertas y 7,7 segundos, en el caso del SportBreak.

En este sentido, los Focus ST alimentados con gasolina alcanzan una velocidad máxima de 250 km/h, mientras que las versiones turbodiésel solo llegan a 220 km/h de punta.

Curiosamente, Ford afirma que el nuevo Focus ST dispone de mejor aceleración que el potente Focus RS de tracción total de la generación anterior, pero sin aportar ningún dato que corrobore tal afirmación.

Sabemos que en cuarta velocidad, el compacto con motor de gasolina recupera, de 50 a 100 km/h, en solo 4,0 segundos, mientras que las versiones turbodiésel necesitan 7,3 segundos. Estos datos todavía no son oficiales, pero la versión familiar debería ser un poco más lenta debido a su mayor peso.

Ford Focus ST SportBreak 2019

Ten en cuenta que todos los datos de prestaciones, mencionados anteriormente, corresponden a los Focus ST equipados con la caja de cambios manual de seis velocidades. En otoño, el hatchback y el SportBreak también dispondrán de una transmisión automática de siete velocidades.

Ambos incorporarán el primer diferencial electrónico de deslizamiento limitado que Ford equipa en un vehículo con tracción delantera, con embragues activados hidráulicamente, para enviar hasta el 100% del par motor disponible a una sola rueda y mejorar la capacidad de tracción.

Disfrutad del vídeo que, aunque breve, da una muestra del potencial del compacto deportivo norteamericano.