A estas alturas, ya estamos acostumbrados a todo tipo de vídeos sobre carreras de aceleración, algunos de ellos bastante complicados, con diversos intentos o diferentes participantes. Pero en este caso, os traemos una 'drag race' muy sencilla y al grano, de nuestros amigos de Lovecars.

Se trata de una carrera de cuarto de milla, es decir, un 0 a 402 metros, en el que se enfrentan dos bestias de muy diferente origen. Por un lado un exótico superdeportivo italiano, y por otro una bestia de circuito alemana.

Hablamos del Lamborghini Aventados S Roadster, descapotable, y del Porsche 911 GT3 RS (991), cuya configuración y enfoque es muy diferente, a pesar de tener algo en común: motores atmosféricos.

Cabrios: Lamborghini Aventador S Roadster - 740 CV

En el caso del modelo italiano, hablamos de un V12 atmosférico, de 6,5 litros y 740 CV, colocado en posición central, con el doble de cilindros que el 911, que en posición trasera esconde un bóxer atmosférico de seis cilindros y 500 CV.

Así pues, también se impone el Lamborghini en lo que a potencia se refiere, ya que su motor V12 alcanza una potencia 240 CV superior a la del GT3 RS, ya que el alemán está pensado para marcar tiempos en circuito... y no tanto para acelerar de manera desbocada.

El Lamborghini tiene otro as en la manga, ya que sus 690 Nm de par motor máximo se reparten entre ambos ejes, gracias a un sistema de tracción total, mientras que el GT3 RS es de propulsión, y los 469 Nm del motor bóxer van a parar únicamente al tren trasero.

Porsche 911 GT3 RS

Ahora bien, donde el Porsche 911 GT3 RS tiene toda la ventaja es en el peso, ya que en la báscula marca 1.420 kilogramos en orden de marcha, frente a los 1.625 kilos del superdeportivo de Sant'Agata Bolognese.

Así que, sin más, te dejamos con Tiff Needell y con el vídeo, para que descubras los resultados y sepas finalmente cuál es más rápido: la bestia italiana o el reloj de precisión alemán.