Cuando el menos favorito tiene más de 1.000 CV, la cosa promete...

A todos nos gusta de vez en cuando una buena carrera de aceleración, y más todavía si llega a tiempo para amenizar el fin de semana. En este caso os traemos un vídeo de TheStradman que, aunque resulta algo largo, con casi 14 minutos de duración, no tiene desperdicio, ya que las dos bestias que se enfrentan en esta pista de aterrizaje son salvajes.

La recta del aeropuerto regional Eastern Oregon, de casi 2 kilómetros de longitud, es el escenario para un enfrentamiento épico entre dos hiperdeportivos. Por un lado el clásico Bugatti Veyron, y por otro el SSC Tuatara, una auténtica animalada americana con una potencia desorbitada.

Galería: SSC Tuatara 2020

Prácticamente una década después de anunciarse, parece que las primeras unidades de producción del SSC Tuatara ya se están fabricando, aunque en este caso el ejemplar del vídeo es del propio fabricante, y conducido por el jefe de la compañía, Jerod Shelby.

Es probable que no sea una comparativa demasiado justa, teniendo en cuenta que el Veyron tiene ya 15 años a sus espaldas, y especialmente cuando el Tuatara esconde un 5,9 litros V8 biturbo capaz de ofrecer cerca de 1.800 CV de potencia.

Quizá el enfrentamiento sería más justo con el último misil de Molsheim, el Chiron Super Sport 300+, o con el Koenigsegg Jesko pero, de todos modos, el Veyron también son palabras mayores, y uno de los coches de producción más rápidos de la historia del automóvil.

SSC Tuatara

El vídeo arranca con una carrera todavía más injusta, entre el Veyron y un Toyota Camry de serie, quizá por aquello de que el Bugatti consiguiera una victoria antes de ser aniquilado por el Tuatara.

Y es que la ventaja del SSC Tuatara es salvaje. Hablamos de una diferencia de potencia de casi 800 CV, aunque ahora verás que el Bugatti mantiene el tipo sorprendentemente bien.

Sin más, te dejamos con el vídeo, y te adelantamos que el Tuatara alcanza las 240 millas por hora, o 386 km/h, en algo menos de un kilómetro.