Necesitarás un Mustang del 67 o del 68, además de una pequeña fortuna...

La firma estadounidense Classic Recreations, dedicada desde hace más de 15 años a la restauración y preparación de modelos Ford Mustang, en especial si están firmados por Shelby American, acaba de presentar su último proyecto, protagonizado por la fibra de carbono. En efecto, se trata de un brutal Shelby GT500CR con carrocería completa de este ligero material.

El proyecto de Classic Recreations se va a llevar a cabo junto al especialista SpeedKore Performance Group, una compañía de Wisconsin especializada en la fabricación de fibra de carbono. En principio, estos Shelby GT500 se fabricarán a medida para los clientes.

Galería: Ford Mustang Bullitt 1968: el coche original de la película

El Shelby GT500CR básico arranca tomando como base un Ford Mustang de 1967 o 1968, que la compañía restaura totalmente, durante un proceso de cientos de horas de trabajo artesanal. Speedkore fabrica todos los paneles de carrocería en fibra de carbono.

Según la firma, este Shelby Mustang, que se fabrica bajo licencia de Shelby American, es el primero del mundo que cuenta con una carrocería más ligera y resistente que las de acero. 

Además de la nueva carrocería y un chasis completamente revisado, el GT500CR se ofrece con diferentes motores, desde el 5.0 V8 'Coyote' del Mustang GT, atmosférico y con alrededor de 500 CV, hasta un brutal 7.0 V8 sobrealimentado por compresor, que supera los 900 CV de potencia.

Prueba Ford Mustang Bullitt 2019
Motor 5,0 litros V8 "Coyote", en el Ford Mustang Bullitt 2019.

Son de serie el escape MagnaFlow y una caja de cambios Tremec, manual y de cinco velocidades, así como una suspensión ajustable, de tipo coilover, la dirección de cremallera, las barras estabilizadoras más gruesas, el equipo de frenos Wilwood o las llantas forjadas American Racing, calzadas con neumáticos Michelin.

Para terminar, entre las opciones disponibles, destaca el paquete Pro Touring Track Package, que incluye la suspensión Detroit Speed Engineering, neumáticos traseros más anchos o discos de freno más generosos, con pinzas de seis pistones. También se ofrece una caja de cambios manual de seis marchas, así como transmisiones automáticas y un sinfín de opciones para el interior.

Si bien no se ha anunciado un precio, sabemos que el GT500CR convencional de Classic Recreations parte de 204.900 dólares, lo que equivale a unos 188.000 euros, a lo que habría que sumar el precio de la carrocería de carbono, que no será precisamente barata.

Fuente: Classic Recreations