Una quinta parte de ellos se ha matriculado en Europa.

Desde la llegada del Prius a finales de los años 90, Toyota se ha convertido en el fabricante de referencia, si hablamos de vehículos híbridos. Y ahora, poco más de dos décadas después, la compañía japonesa celebra 15 millones de ventas de coches electrificados en todo el mundo.

De esas matriculaciones, casi una quinta parte (2,8 millones) se ha registrado en Europa. En concreto, Reino Unido es uno de los principales mercados de Toyota en este ámbito. Valga este dato: en la actualidad, los híbridos representan el 66,1% de ventas de Toyota en aquel país.

Galería: Prueba Toyota C-HR 2020 Hybrid

No obstante, por porcentajes, el del mercado español es aún más elevado, ya que en 2019, los híbridos de la firma asiática congregaron el 76% de las adquisiciones. Seguro que esta cifra crecerá aún más en 2020 con la llegada del nuevo Yaris.

La cuarta generación del utilitario dispondrá de un nuevo módulo de propulsión híbrido con, a buen seguro, 116 CV. Según Toyota, este sistema motriz será capaz de mover al coche el 80% del tiempo en modo totalmente eléctrico, durante recorridos urbanos. 

La decisión de fabricar vehículos híbridos se tomó hace solo 25 años, cuando el equipo de Takeshi Uchiyamada, presidente de Toyota, recibió el encargo de desarrollar un coche menos contaminante para el siglo XXI. El Prius debutó en 1997, aunque no llegó a Europa hasta el año 2000. 

Con estos 15 millones de ventas, la firma nipona calcula que sus coches han reducido en 120 millones de toneladas las emisiones de dióxido de carbono (CO2), en comparación con vehículos de gasolina equivalentes.

Toyota RAV4 2019

En la gama actual de Toyota, excepto el AYGO, los deportivos GT86 y Supra, el todoterreno Land Cruiser y el pick-up Hilux, además del comercial Proace, todos los vehículos disponen de versiones híbridas y, de hecho, muchos solo se venden con este esquema mecánico.

Toyota explica que tiene previsto lanzar al mercado 40 vehículos electrificados nuevos o actualizados hasta 2025, incluyendo 100% eléctricos, híbridos enchufables y con pila de combustible de hidrógeno. Desde luego, en 1997 dieron con la clave exacta para el futuro del automóvil.