La próxima generación del modelo estrenaría nomenclatura... y plataforma.

El desarrollo de la segunda generación de los deportivos Toyota GT86 y Subaru BRZ, lanzados originalmente en el año 2012, ya ha comenzado, o eso asegura la revista británica Autocar. A pesar de que las cifras de ventas de estos modelos japoneses no han sido precisamente brillantes, ambas compañías han apostado por un sucesor, que debería llegar al mercado en 2021.

Según Autocar, el modelo de Toyota estrenaría denominación, para añadirlo así a la nueva gama de productos deportivos, como el GR Supra o el recién presentado GR Yaris, que lucen la denominación GR, en alusión a Gazoo Racing, la división de competición del gigante japonés.

Galería: Toyota GT86 2018

Una de las principales novedades de la futura generación del 'Toyobaru' es que, a diferencia del modelo actual, basado en una plataforma de Subaru, el próximo estaría fabricado sobre la nueva base TNGA de Toyota, ya que la actual de Subaru no permite una configuración de propulsión trasera y, por tanto, lo lógico es pensar que la elegida será la de Toyota, para que estos modelos mantengan uno de sus principales atractivos.

Lo que seguro se mantendrá es un motor bóxer de cuatro cilindros y origen Subaru, aunque según los rumores no será el actual atmosférico de 2,0 litros, sino el nuevo 2.4 turbo, estrenado en los Legacy o Outback, que en el primero ofrece 258 CV de potencia. De esta forma se acabaría de un plumazo con una de las quejas más sonadas: la falta de ímpetu del actual propulsor.

Y si hubo otro aspecto que suscitó también reticencias, fue precisamente la calidad de los materiales y acabados del habitáculo, que en la futura generación debería estar más cuidada. Lo malo es que, como es lógico, el precio tanto del GR86 como del BRZ podría sufrir un notable incremento.

Fuente: Autocar