Gracias a esta tecnología, el conductor recibe la información más rápidamente.

Uno de los componentes del automóvil que más ha avanzado en los últimos años es la instrumentación. En la actualidad, muchos vehículos, no necesariamente Premium, están disponibles con pantallas digitales, que muestran gran cantidad de información útil.

En este campo, BOSCH es noticia, ya que ha creado la primera instrumentación 3D, que va un paso más allá. Con ella, se logra aumentar la comunicación entre el conductor y el vehículo, además de proporcionar información visual más rápidamente. 

Galería: BOSCH: primera instrumentación 3D

Por supuesto, esta solución es completamente personalizable y, gracias a la proyección de datos, incrementa la seguridad al volante. Eso es, al menos, lo que asegura la marca alemana, poniendo un ejemplo práctico: las imágenes que llegan desde la cámara trasera son más naturales y reales, lo que facilita la maniobra de aparcamiento. 

El conductor no debe usar gafas tridimensionales para recibir los datos correctamente. De este modo, la pantalla 3D no supone ningún perjuicio, en el apartado práctico, para un uso diario y habitual. 

Según BOSCH, la vista es la responsable del 90% de nuestras percepciones al volante, por lo que este nuevo monitor se convertirá en un elemento básico durante la conducción. Todavía más, si tenemos en cuenta que los vehículos plenamente autónomos se encuentran a la vuelta de la esquina.  

BOSCH: primera instrumentación 3D

Con el piloto automático activado, las pantallas supondrán el nexo de unión entre el hombre y el coche, así que el formato tridimensional ayudará a controlar mejor todos los parámetros del vehículo. 

Todavía no sabemos cuándo se aplicará este nuevo monitor a algún modelo de producción, pero lo cierto es que estamos deseando probarlo, porque, a buen seguro, será un componente habitual en los automóviles del futuro. Si no, al tiempo...