La conectividad se convertirá en el motor de crecimiento para el sector.

Al igual que sucede con los automóviles, independientemente de la marca, el sector de los talleres también tiene ante sí un futuro netamente digital.

Ante esta realidad, BOSCH ha trabajado en soluciones prácticas para los especialistas en reparaciones y mantenimientos y las ha presentado en Motortec Automechanika 2019. 

Todas estas nuevas aplicaciones tienen como objetivo ahorrar tiempo y dinero, algo que beneficia tanto a los profesionales como a los dueños de los coches. Un primer ejemplo es la solución BOSCH Connected Repair, una base de datos de los vehículos, disponible para todos los talleres, en la que aparecen informes de reparaciones, comentarios e imágenes.

De este modo, los coches solo se identifican en una sola ocasión, en lugar de registrarse cada vez que se acude a un centro BOSCH Car Service, además de poder conocer todo su historial de forma rápida y concisa.

Otra base de datos muy interesante recoge más de 750.000 actuaciones en talleres. Tras reconocerse el error del vehículo, automáticamente, se recomienda un tipo de reparación, aprobada por expertos de BOSCH. 

Algo parecido es la aplicación Visual Connect, con la que un mecánico puede establecer una conexión de vídeo en directo con un técnico de BOSCH para que este pueda ver el componente que se va a sustituir o reparar y ofrecer una solución inmediata. 

También es destacable la aplicación de Realidad Aumentada, a través de unas gafas especiales o una tablet, que permite a los técnicos de los talleres localizar componentes ocultos rápidamente y recibir instrucciones de trabajo. Asimismo, esta tecnología sirve para formar a nuevos mecánicos. 

"BOSCH confía, cada vez más, en las soluciones conectadas, pues, hoy en día, garantizan la realización de muchos procesos de manera más rápida y eficiente. Sin duda, la conectividad es el motor de crecimiento para nuestro sector", aseguran desde la compañía alemana.