La marca de Hamamatsu ha resucitado una de las motos más míticas de la década de los 80, la Suzuki Katana.

Continuando con el 'revival' de los años 80 tan presente hoy en día, la marca japonesa rescata uno de los modelos con el que se inició en el mundo de las superbikes, que ha llegado hasta la actualidad.

Suzuki Katana 2019

En 1981 comenzó la leyenda

La Suzuki Katana original comenzó a diseñarse en 1979 por la compañía europea Target Design, capitaneada por Hans Muth, exjefe de diseño de BMW Motorrad, y fue presentada en el Salón Intermot de Colonia de 1981. Allí fue una autentica revolución por sus depuradas lineas aerodinámicas, fruto del trabajo en el túnel de viento, algo nada usual en las motos de esa época y que hacía honor a su denominación: la afilada espada de los samuráis.

Tras un gran éxito de ventas, el modelo desapareció del mercado con el nacimiento de las motos carreras-réplica de Suzuki y su gama GSX-R, en 1985.

Lee otras noticias de Suzuki en Motor1.com

Tras varios intentos fallidos y años de espera, llega la nueva Katana

Ya entrado el siglo XXI, cada año crecía el rumor de la aparición de una nueva Katana, especialmente tras mostrar Suzuki una 'concept bike' en el Tokio Motor Show de 2005, que presentaba una visión futurista de la moto de los 80, con motor de seis cilindros en línea, denominada Suzuki Stratosphere. En el pasado EICMA de Milán, vimos otro prototipo realizado en Italia y denominado Katana 3.0.

Finalmente, han tenido que pasar casi 40 años para que Suzuki presente una digna heredera de aquella moto, recuperando el espíritu de su antepasada, pero incorporando la tecnología más actual.

Su afilado diseño, remarcado por el depósito y el carenado superior, el rótulo clásico de Suzuki y el tradicional color plata identifican rápidamente a esta Katana como una digna sucesora de la original.  

Suzuki Katana 2019

Chasis, motor y componentes del máximo nivel

El pasado se acaba en su aspecto exterior, ya que su chasis es el moderno bastidor de aluminio de la Suzuki GSX-S1000. Monta una horquilla delantera de 43 milímetros USD y un monoamortiguador trasero multiajustable de la firma KYB. Las pinzas de freno delanteras, monoblock, son las mismas Brembo que emplea su 'hermana' deportiva, la GSX-R1000. Actúan sobre unos discos flotantes de 310 milímetros, mientras que el ABS viene firmado por Bosch.

El motor es el conocido GSX-R1000 K5, convenientemente revisado y modernizado, un propulsor de 999 cm3 que destaca por su gran par y respuesta a altas revoluciones. Entrega 150 CV a 10.000 rpm  y un par máximo de 108 Nm a 9.500 vueltas.

Suzuki Katana 2019

Control de tracción, iluminación LED y panel LCD

La Suzuki Katana 2019 cuenta con control de tracción, con posibilidad de desconexión, cuyo estado es uno de los datos que figura en el nuevo panel LCD, que también incluye tacómetro, odómetro, parciales, marcha engranada, temperatura del agua, nivel de combustible, media de consumo de combustible, gasto de carburante instantáneo, reloj y voltaje de la batería, entre otros numerosos datos. La iluminación es full LED.

Probablemente, esta moto estará disponible en los concesionarios en la primavera de 2019 y contará con una gama de accesorios específicos, incluyendo una pantalla tintada, asiento y pinzas de freno en color a juego, así como cubiertas de motor de carbono.

Galería: Suzuki Katana 2019